Aleteia logoAleteia logoAleteia
martes 05 julio |
Aleteia logo
Estilo de vida
separateurCreated with Sketch.

¿Sabemos qué leen, ven y escuchan ahora los niños y adolescentes?

PHONE

Shutterstock | Foxy burrow

Merche Crespo - publicado el 19/02/22

Los padres somos responsables de las lecturas de nuestros hijos y velamos para que los contenidos y valores de los libros, películas o música que consumen sean acordes con los que les transmitimos en familia. ¿Cómo lograrlo?

En la mayoría de los casos -y las casas- los padres nos sentimos orgullosos de la cantidad de libros que leen nuestros hijos. Siempre nos hablan de fomentar en los niños el amor por la lectura. Y tanto en el colegio, a través de sus educadores, como las librerías y bibliotecas nos recomiendan y facilitan lecturas para conseguirlo.

Pero en ocasiones es tal la avalancha de libros que es difícil escoger los más adecuados. Lo mismo ocurre con las películas que proyectan en el cine o las series que ofrecen en televisión y en las nuevas plataformas de streaming. Cada vez la oferta es mayor y mayor es nuestro trabajo como padres para “filtrar” esos contenidos.

Por “filtrar” no me refiero a controlar férreamente todo lo que leen, ven y escuchan nuestros hijos. Eso sería una tarea imposible, a la vez que agotadora. Incluso sería estresante para ambas partes y contraproducente para la formación del futuro espíritu crítico de nuestros hijos.

Los padres debemos estar pendientes de que las lecturas sean adecuadas para nuestros hijos.

En realidad, se trata de elegir bien las lecturas, las películas o la música. Cuando los niños son pequeños está claro que somos los padres los que les facilitamos esos contenidos. En el caso de los libros, es el momento de:

  • no dejarse llevar por las novedades,
  • tampoco por portadas llamativas,
  • ni por el número de dibujos
  • ni por los pop ups espectaculares incluidos en sus páginas.

Básicamente, se trata de investigar el contenido del libro: ojear el índice, ver los títulos, leer un par de páginas a voleo para ver qué vocabulario se utiliza y los temas que trata. En este punto hay que discernir si ese libro se ajusta a los valores que les inculcamos en casa o no.

De la misma manera deberíamos actuar respecto a las películas o a la música que se llevan a sus orejas: “invitarles” a acudir a los estrenos de películas familiares, con valores y con algo de acción, que siempre suelen gustarles. Buscar en la red el tráiler, investigar los actores que participan, quién es el director y buscar su valoración moral. Con toda esta información es difícil equivocarse.

Respecto a la música, podemos actuar de la misma manera. Hay intérpretes o grupos que ya conocemos qué tipo de música componen y cómo son sus letras. Abstenerse reguetón.

Sin duda como padres queremos conseguir que los libros -películas o música- lesalimenten y les ayuden a crecer, no que les envenenen y les ensucien.

Nuestro objetivo será formarles para que sean personas de criterio.

Durante su ministerio, San Juan Pablo II nos señaló en varias ocasiones este punto:

«Los padres tienen derechos y responsabilidades específicos en la educación y la formación de sus hijos en los valores morales, especialmente en la difícil edad de la adolescencia. Ayudad a vuestros hijos a salir al encuentro de Jesús, para conocerlo mejor y para seguirlo, entre las tentaciones a las que están continuamente expuestos, sobre el camino que lleva a la auténtica felicidad».

Y voy a poner un ejemplo extremo: en los últimos días en Elche (España) nos hemos sobrecogido al conocer cómo un chico de sólo 15 años mataba a sangre fría a sus padres y a su hermano pequeño. Parece ser que el crimen se generó, según su propio relato a la policía, cuando la madre lo llamó «vago» por sacar cinco suspensos, le dijo que debería trabajar en el campo los sábados y le desconectaría la wifi, con lo cual no podría jugar a su videojuego preferido. El niño ocultó los cadáveres y estuvo dos días enteros jugando con el videojuego aprovechando que estaba «tranquilo».

Además, se da la circunstancia de que hace unos meses desde su colegio a los alumnos de su edad les recomendaron la lectura de la novela “La edad de la ira”, que narra la historia de un joven que asesina a su padre, y que la versión teatral estuvo en Elche.

Tenga o no relación, la verdad es que existe una responsabilidad por parte de los padres y educadores al escoger los contenidos culturales o de entretenimiento de los niños y adolescentes.

Sin duda, también los creadores de contenido -para niños, adolescentes y adultos- tienen parte de esa responsabilidad. Cada artista tiene su fuente de inspiración y es muy libre de elegir el tema y planteamiento que quiera, pero sí es verdad que debería aspirar a la belleza, la verdad y la bondad. Pero de todos es sabido que “lo bello” tiene diferentes acepciones, dependiendo de cada persona.

De nuevo el Papa Juan Pablo II, muy aficionado en su juventud al teatro, nos lo recuerda:

“Quien percibe en sí mismo esta especie de destello divino que es la vocación artística -de poeta, escritor, pintor, escultor, arquitecto, músico, actor, etc.- advierte al mismo tiempo la obligación de no malgastar ese talento, sino de desarrollarlo para ponerlo al servicio del prójimo y de toda la humanidad».

Así que de entre toda esta creación artística, los padres deberemos elegir lo que creamos más conveniente para nuestros hijos. Como los conocemos bien, sabemos qué es lo mejor para ellos en cada momento y podemos proponerles diferentes lecturas o películas, para que amplíen su visión y adquieran mayor conocimiento de las cosas.

No se trata de que siempre les recomendemos libros o películas con moralina final ni con pretensiones de sermón, porque entonces los niños y adolescentes huirán de ellos. “Para eso ya tenemos a papá y a mamá”, pensarán.

Pero sí que es necesario que no les ofrezcamos contenidos con exceso de sentimentalismo ni superficialidad, con personajes que se niegan a vivir en la realidad, que son impulsivos y con conductas contradictorias. Sino que sean personajes que reflexionan sobre sus acciones y sean responsables de sus actos.

Un adulto puede discernir lo correcto de lo incorrecto, pero un niño o adolescente, aún no dispone del suficiente espíritu crítico como para distinguir lo bueno de lo malo. Se trata de “personas en construcción”.

También la elección de los temas planteados debe aportarles alguna enseñanza moral y no justificar cuestiones controvertidas respecto a la familia, a la sexualidad, a las relaciones humanas o al respeto por la vida.

Ya que un adulto puede discernir lo correcto de lo incorrecto, pero un niño o adolescente, aún no dispone del suficiente espíritu crítico como para distinguir lo bueno de lo malo. Se trata de “personas en construcción”.

Con el fin de facilitaros el trabajo de “elección” de lecturas y películas adecuadas a vuestros hijos, os recomendamos una serie de webs especializadas en el tema:

Almudi.org: Contiene información sobre temas de actualidad. También recomienda libros clasificados por temas (ensayos y libros de pensamiento; libros de literatura universal ordenados por orden alfabético y cronológico), y analiza estrenos de películas en el cine, y en streaming, además de series. En este caso, añade una valoración moral y señala si incluye contenidos violentos, sensuales, vocabulario soez o ideas inmorales.

MATRIX
Matrix.

Cinemanet.info: Portal que contiene entrevistas, noticias o recomendaciones de películas. También incluye ideas para realizas cinefórum y propone películas con valores para familias, parejas, adolescentes y jóvenes.

Muy útil porque puntúa la calidad cinematográfica y los valores y virtudes que contiene cada película analizada, especificando cuáles son. También señala los vicios.

Delibris.org: En este caso se valoran libros, clasificados por pensamiento y ensayo, literatura o libros de espiritualidad. Se realizan recomendaciones concretas y contiene unas 150.000 valoraciones y reseñas de libros. Su buscador por autor, materia, título o valoración es muy útil. Te puedes suscribir a su newsletter.

Decine21.com: Sus contenidos se renuevan diariamente. Aportan nueva información sobre las últimas noticias acerca de rodajes, estrenos en cine y DVD, trailers, biofilmografías de cineastas, entrevistas con actores y directores, etc.

Analiza estrenos en cines, plataformas de streamig y series y puntúa numéricamente contenidos como violencia, sexo, risas, lágrimas, acción o amor.

La web decine21.com impulsa la iniciativa EDUCACINE. Esta promueve sinergias entre el mundo del cine y el mundo de la educación, organizando debates y coloquios sobre películas.

Aceprensa.com: Es un medio de comunicación especializado en el análisis de tendencias sociales, corrientes de pensamiento y estilos de vida. Incluye también el análisis y crítica de libros, películas y series. Y los clasifica indicando el tipo de público al que está dirigido y añade una clasificación moral: sensualidad, violencia o lenguaje soez.

Algunos de sus contenidos son por suscripción.

Tags:
aprendizajecinelibroliteraturaliteratura infantilmusica
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.