Aleteia logoAleteia logoAleteia
miércoles 22 mayo |
Aleteia logo
Historias que inspiran
separateurCreated with Sketch.

Curado de cáncer cerebral tras un sueño con la Madre de Dios

cáncer

Courtesy María de Jesús and Luis Ángel Cardeña

Jesús V. Picón - publicado el 27/09/23

Un niño con un tumor humanamente incurable, la devoción de sus padres al Divino Niño y la intervención directa de la Virgen María

Andri Jesús, originario de Mérida, Yucatán (México), es el menor de cuatro hermanos y tenía 11 años de edad cuando enfermó.

«Le fue detectado cáncer en el cerebro, un teratoma pineal 80-20», relata su madre, María de Jesús, mientras que su padre, Luis Ángel Cardeña, señala: «En el momento en que nos dieron la noticia se nos cayó el mundo, porque cáncer es sinónimo de muerte».

Efectivamente, todo lo que la ciencia intentaría hacer en favor de Andri Jesús sería solo un paliativo. Cuenta Luis Ángel que el hospital en donde estaba hospitalizado le daba esperanzas nulas. «Nos mandaron a Guadalajara, Jalisco, a que le hicieran un Gamma Knife, para que el tumor dejara de crecer».

Los padres de Andri cuentan que al llegar a Guadalajara los médicos les dijeron: «Señores, lo que su hijo tiene no es curable, lo que le vamos a hacer es solo para darle una mejor calidad de vida. Puede sobrevivir un mes, tres meses, un año».

Tiempos de prueba

Han pasado poco más de siete años de aquellos momentos que cimbraron a toda la familia Cardeña. Hoy Andri es un joven de 18 años, mientras que sus hermanos tienen 33, 32 y 26 años. Pero aún recuerdan los difíciles tiempos:

«Ante el temor de que mi hijo, en cualquier momento, se nos iba a morir a los 11 años, nos unió como familia y se nos acercaron muchas personas para darnos apoyo moral», dice el papá de Andri Jesús, y continuó: «Yo perdí mi trabajo y muchas cosas, pero seguimos adelante con fe».

cáncer
Andri y sus padres

En manos del Divino Niño

María de Jesús explicó: «La verdad es que yo me había olvidado del Divino Niño Jesús, porque yo antes había hecho sus novenas; y cuando Andri se enfermó, me pidió que le cantara las canciones del Divino Niño». 

«Mi hijo se aferró al Divino Niño, y a Él yo también le fui pidiendo. También le pedí a la Virgen; a Ella y a Cristo Jesús me aferré», expresó.

La madre aseguró que «la Virgen y el Divino Niño Jesús estuvieron al momento en que operaron a mi hijo. Porque cuando lo diagnosticaron el tumor era maligno, pero cuando se lo quitaron ya era benigno”.

Una curación inexplicable

Luis Ángel contó para Aleteia que «ni los oncólogos se explican lo ocurrido. Mi hijo entró a cirugía, le quitaron el tumor y estuvo siete días en terapia intensiva. Dijeron que iba a dormir tres días, y despertó hasta el séptimo porque tuvo un derrame cerebral. Y estando en terapia intensiva, él soñó con la Virgen”.

La mamá afirma que a partir de ese momento, su hijo se recuperó. El tumor había producido una pérdida del sentido del olfato y la vista, y también dejó de caminar. «Cuando regresamos a Mérida, nos percatamos de que empezó a ver y a agarrar su teléfono celular, le escribió a su papá, y su papá le dijo: ‘No eres tú’. Y él le contestó: ‘Sí, papá, soy yo, ya veo’».

cáncer

El sueño de Andri

El propio Andri Jesús contó su sueño con la Madre de Dios:

«Terminando mi cirugía, cuando me hicieron la extracción del tumor, estaba durmiendo en la cama del hospital. Entonces bajó la Virgen, que me dijo: ‘Ven, Andri, yo te voy a curar. Ven acá conmigo’. Me subió a un lugar como el Cielo, pues había nubes y muchos santos. Ella, con su manto rosado, me empezó a tirar agua bendita y me dijo: ‘¿Sientes el olor de las rosas?’. Y le dije: ‘No, no lo siento’. Con su manto me abrazó, me tapó y me dijo: ‘Cierra los ojos’. Después me destapó y me dijo: ‘¡Te voy a tirar unos pétalos de rosas y tú dime si sientes el olor’».

«Por segunda vez tiró los pétalos de rosas y le dije que ya los olía, que olían rico. Entonces ella me dijo: ‘Ya estás curado, Andri’».

Tags:
cancerenfermedad
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.