Aleteia logoAleteia logoAleteia
miércoles 28 febrero |
Aleteia logo
Estilo de vida
separateurCreated with Sketch.

Mi novio me dice que se va al seminario, ¿y ahora qué?

sacerdocio

Gregory Dean | Shutterstock

Yohana Rodríguez Yohana Rodríguez - publicado el 22/09/23

"Dios siempre es muy generoso, entonces, si Él quiere a mi novio para santificarlo de esa manera y a mí de otra, es saber que el Señor también se encargará de mí..."

En los noviazgos católicos puede suceder que uno de los involucrados reciba una llamada de Dios para seguir una vocación distinta a la del matrimonio, lo cual puede ser una sorpresa para la persona que sí se concebía casándose.

Ante la ruptura del noviazgo, motivada porque el novio se va al seminario, pueden surgir dudas y culpa como, “si tan solo hubiera hecho esto”, pero es importante decir que es una decisión personal. Un momento de discernimiento entre Dios y él, por lo que es bueno conocer algunos consejos sobre cómo tratar esta situación, sabiendo que tú hiciste todo lo que pudiste.

Discusión-pareja-couple

Consultamos este tema con Rosa Elba López Suro, psicóloga clínica del Centro Integral de Recuperación Familiar. Ella nos dio consejos muy prácticos que pueden ayudar a manejar la situación.

La mujer tiene que tener esta mirada con los ojos de la fe, poder decir: Dios siempre es muy generoso, entonces si Él quiere a mi novio para santificarlo de esa manera, y a mí de otra, es saber que el Señor también se encargará de mí”.

1Ir con un director espiritual

Un buen consejero para sobre llevar esta pérdida es un sacerdote, pues Rosa comenta que “te puede sugerir y aconsejar qué es lo que debes hacer. El director te ayuda en esos procesos porque los entiende más por vivencia propia”.

2Asistir al psicólogo

Es inevitable pasar por las fases del duelo. Al recibir una noticia tan sorprendente, lo mejor es acercarse a recibir atención psicológica para tener una mayor claridad de la situación y de los pensamientos que surgen, así como practicar la contención.

3Preguntar a Dios

“Tú quieres a mi novio para sacerdote, ¿entonces qué quieres para mí?”

Es válido que le hagas esta pregunta a Dios. Es una prueba más en tu vida, aquella que es fundamental para reordenar y mejorar virtudes que aún no habías trabajado por completo. Si Dios destina para ti continuar en la vocación del matrimonio, que seas tú la que dé su mejor versión de sí misma.

Para acrecentar tu fe puedes visitar con mayor frecuencia al Santísimo, asistir a Misa, vivir ejercicios espirituales donde, en el silencio, Dios de la respuesta que tu corazón anhela.

4Aceptar la Voluntad del Señor

Este momento es para que puedas crecer en tu relación con Dios: reza con más fuerza y pide a Dios que te permita aceptar su voluntad. A pesar de sentir dolor, confía en las decisiones que Él toma para tu vida.

“Debes saber que no hay un honor más grande que haber sido novia de un sacerdote en potencia, – aclaremos que decidir entrar al seminario, no garantiza que termine ordenándose- si lo vemos con los ojos del alma, él quiere seguir la Voluntad de Dios. Hay que saber decir: que bien que supe escoger a un buen novio. Yo lo elegí para casarme y si el Señor lo escogió, quiere decir que yo elegí bien, mirando la calidad del alma de este chico para la santidad”, comentó la experta.

Dentro de aceptar la voluntad del Señor, también hay que ser conscientes de que el exnovio puede salir del seminario, viendo que evidentemente no era su vocación. Ante esta situación, hay que encomendarse al Señor para que dé mayor claridad en sus planes.

Confía en los planes de Dios

Si tu novio te dice que el sacerdocio lo llama, déjalo ir. Es un momento en el que él tiene que responder a ese llamado que Dios le está presentando. Acepta con humildad este cambio en tu vida. Recuerda que Dios siempre da algo mejor de lo que uno ofrece con mucho dolor.

Tags:
noviazgovocacion
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.