Aleteia logoAleteia logoAleteia
viernes 12 abril |
Aleteia logo
Estilo de vida
separateurCreated with Sketch.

Amistad después del parto: diferente, pero aún necesaria

shutterstock_246966436.jpg

G-Stock Studio/Shutterstock

Marta Wolska - publicado el 13/08/23

A veces, después del nacimiento de un hijo, tenemos que encontrarnos nuevamente en nuestras amistades. Se necesita tiempo y paciencia, pero es posible. Son momentos como este los que ponen una relación a prueba de durabilidad y veracidad.

«No llamaré para no despertarlo». «Avísame cuando tengas más tiempo». «Creo que es mejor si tú hablas primero». Hemos escuchado frases similares cuando se tiene al primer hijo. Hoy veo que esos fueron los síntomas germinantes de la desintegración de las amistades que nos rodean en ese momento.

El momento en que una amiga se convierte en madre es una gran prueba para la amistad, especialmente cuando la otra parte no está familiarizada con la experiencia de la maternidad. Para uno de nosotros, la realidad cambia por completo, y no carece de importancia para las relaciones que han sido importantes para nosotros hasta ahora. Desafortunadamente, a menudo sucede que los lazos fuertes hasta ahora comienzan a aflojarse hasta que finalmente desaparecen.

Apoyo postnatal

Los primeros momentos con un bebé recién nacido son una experiencia extraña, muy bonita y difícil. Una mujer aprende la maternidad, pero no es fácil: todo es nuevo y va acompañado de cansancio, dolor y confusión. Para muchas madres, el parto está asociado al sufrimiento físico y emocional.

Este definitivamente no es el momento para sacar a la joven madre de la casa o pasar noches de chicas juntas, pero tampoco para dejarla completamente sola. Aquí se necesita un sabio apoyo y acompañamiento.

Vale la pena discernir sutilmente lo que un amigo necesita en este momento, lo que resultará ser una cálida capa de consuelo para el momento aquí y ahora.

Pequeños grandes gestos

Estar cerca con una palabra de consuelo o la seguridad de la oración ya es apoyo. A veces será más concreto: un cuarto de hora de mover la carriola para que un amigo pueda ducharse. Tal vez un viaje a la tienda por un nuevo sostén de lactancia o un pastel favorito con el que ni siquiera tiene tiempo para soñar en este momento.

«Recuerdo cómo, poco tiempo después del nacimiento de mi primer hijo, tuve que llevarlo a la oficina del decano (yo era estudiante). La universidad estaba del otro lado de la ciudad, por lo que fue nuestro primer viaje real, ¡no hace falta decir cuánta preparación hubo! Hice una cita con mi amiga en un banco frente a la facultad entre sus clases. Ella saltó hacia nosotros con un brunch doble: Probablemente no tuviste tiempo para comer nada, ¿verdad?. Bueno, ¡por supuesto que no!». Marta.

No solo pañales

Si bien dar a luz a un hijo es un momento que ocupa por completo a la mujer, vale la pena no olvidarse de la amistad en todo esto y también hacer un espacio para una amiga y sus asuntos, para no abrumar a la otra parte con temas solo de niños. Nos guste o no, todos eventualmente se cansarían de eso.

«Tuve un accidente similar una vez, cuando recibí una llamada telefónica de un amigo. Regresaba de hacer las compras del bebé y pasé media hora contándole cómo prepararse para el nacimiento, comprar ropa y preparar la habitación. No pude preguntar cómo estaba. Unas semanas más tarde, resultó que su madre había sido hospitalizada ese día. Estaba tan enojada conmigo misma por no estar allí». Marta.

Redescúbrete a ti mismo

A veces, después del nacimiento de un hijo, tienes que encontrarte nuevamente en tus amistades. Se necesita tiempo y paciencia, pero es posible. Son momentos como este los que ponen una relación a prueba de durabilidad y veracidad.

Si pasamos esta prueba, tenemos la oportunidad de fortalecernos y experimentar momentos más hermosos, tal vez en un grupo más grande, pero también para estos momentos despreocupados de mujeres solas, llegará el momento. Así que permanezcamos cerca, tanto como podamos en un momento dado. Quién sabe, tal vez algún día la maternidad sea un tema común para compartir y nuestra amistad tome un nuevo camino.

Tags:
amistadembarazohijos
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.