Aleteia logoAleteia logoAleteia
sábado 15 junio |
Aleteia logo
Historias que inspiran
separateurCreated with Sketch.

JMJ: una experiencia consoladora para jóvenes católicos a veces aislados

Jóvenes en JMJ de Lisboa 2023

Cyprien and Isabella | Aleteia

La JMJ ha sido una experiencia de consuelo para los jóvenes que en ocasiones se sienten solos al vivir su fe

Cyprien Viet - Isabella Haberstock De Carvalho - publicado el 05/08/23

El último fin de semana de la JMJ es el punto álgido de este acontecimiento, que ha atraído a Lisboa a miles de jóvenes de todo el mundo. Muchos de ellos comparten el consuelo que han sentido durante la Jornada, que ha reavivado su compromiso con la fe católica.

«Reunirse con jóvenes cristianos de todo el mundo es una experiencia realmente reconfortante que nos devuelve la esperanza. Puedes ver que la humanidad tiene muchas melodías y colores diferentes, ¡y eso es demasiado hermoso!». El entusiasmo de Joséphine, francesa de 24 años, refleja el estado de ánimo de muchos peregrinos al final de una semana marcada por las lágrimas, las risas, la alegría y los múltiples encuentros con otros jóvenes católicos, que a veces se sienten solos.

Toinon, de 24 años, originario de un pueblo del norte de Francia, se sintió revitalizado por esta aventura. «A veces nos sentimos solos en nuestro campo, pero aquí nos damos cuenta de que hay mucha gente como nosotros, ¡y eso es reconfortante! Estamos allí, rezamos al mismo tiempo, cantamos, ¡y en todo está Jesús!», se maravilla.

Peregrinas JMJ Toinon Josephine
Toinon y Josephine

Federico, de 32 años, vino de Brescia (Italia) con 400 jóvenes del movimiento salesiano de entre 16 y 26 años. Le conmovió especialmente el Vía Crucis del viernes. «Estaba muy bien organizado, lo que nos permitió vivirlo de una manera muy profunda. Había muchos jóvenes a mi lado con lágrimas en los ojos. Fue realmente conmovedor y hermoso», explicó. Aunque reconoció las inevitables tensiones que conlleva la organización de los movimientos del grupo, también destacó la alegría de «ver a los jóvenes volver a casa felices y cantando cada noche».

Peregrino JMJ Federico
Federico, Italia

Desde Hong Kong, Bosco, de 18 años, se sintió especialmente emocionado por la misa de apertura. «Estábamos todos juntos celebrando una misa, lo que es realmente conmovedor para mí porque es difícil hacer eso en Hong Kong o en otros países como el Reino Unido, ya que no hay muchos católicos», explicó.

Peregrino a JMJ desde Hong Kong
Bosco, Hong Kong

Ingrid, de Guatemala, participa en su primera JMJ. «Estoy muy emocionada de estar aquí, porque no pude ir a la JMJ de Panamá, que estaba más cerca de mi país. Lo que más me emocionó fue que el Papa celebrara el sacramento de la confesión con una joven de mi país: ¡es una bendición para toda Guatemala!»

Peregrinos JMJ desde Guatemala
Ingrid (al centro) desde Guatemala

Un impresionante encuentro entre voluntarios y ancianos

Victoire, una voluntaria marsellesa de 22 años, también se sintió especialmente conmovida por la ceremonia de apertura: «Ver las 180 banderas me emocionó enormemente. Me impresionó la dimensión internacional». Se alegró de haber podido compartir habitación con chicas de América Latina, lo que le permitió tener «intercambios bonitos y concretos».

voluntaria JMJ Victorie
Victorie, Marsella

Durante la semana de preparación de los voluntarios, Victoire apreció mucho la jornada misionera en la que visitaron una residencia de ancianos. «¡Fue increíble, nos lo pasamos muy bien! Los ancianos se alegraron de ver a gente joven. La comunicación fue difícil por la barrera del idioma, pero con todos los cantos y las sonrisas, ¡se divirtieron mucho!», dijo. Explicó que a cada voluntario se le entregaba una pulsera con el nombre de un anciano por el que debían rezar durante la JMJ.

Con sentimientos más encontrados, Vianney, de 18 años, vino de Versalles con los Scouts europeos. Lamenta no haber participado suficientemente en el servicio activo, debido a una serie de contratiempos organizativos que a veces hacen que haya demasiados voluntarios en determinados actos. No obstante, «disfruté mucho conociendo extranjeros, españoles, portugueses, panameños… ¡fue genial!».

Vianney, Versalles jmj
Vianney, Versalles

«Dios nos ama con nuestros defectos»

Wayne, canadiense de origen haitiano de 37 años, y Sarah, quebequense de 25, vinieron con unas 40 personas de la catedral de Montreal. «Yo ya había estado en Colonia en 2005, cuando tenía 18 años, ¡estaba fresco!», se rió Wayne. «Aquí, en Lisboa, estaba mejor preparado mentalmente, ¡y he cerrado el círculo!». Le impresionó especialmente «el Vía Crucis, que era muy bonito visualmente, con los acróbatas», y más en general «la fraternidad con los jóvenes de otros países».

Peregrinos Sarah y Wayne en la JMJ
Sarah y Wayne desde Canadá

Sarah comparte que le gustaron mucho las palabras del Papa en la ceremonia de bienvenida, cuando «dijo que Dios nos ama con nuestros defectos, que Dios nos ama con nuestras miserias, y que la Iglesia es para todos. Esa es la verdad. Dios nos ama tal como somos». Esta joven de 25 años estudia teología en el Seminario Mayor de Montreal. «Estudio lo que amo, porque amo a la Virgen María y amo a Cristo», dice Sarah con una sencillez conmovedora.

Procedente de Canadá, donde la mayoría de la población no se identifica con la Iglesia, Sarah reflejaba el sentir de muchos otros jóvenes presentes en Lisboa. «Es bueno ver que hay otros católicos, y que no estamos solos», destaca.

Tags:
jornada mundial de la juventud
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.