Aleteia logoAleteia logoAleteia
miércoles 28 febrero |
Aleteia logo
Música
separateurCreated with Sketch.

Sacerdote prolífico compositor canta nuevo himno del Salmo 23

Father Thomas de Beyer

Father Thomas de Beyer | Provided

Thomas de Beyer

J.P. Mauro - publicado el 12/06/23

Padre Thomas de Beyer, conocido por su impecable "Missa Lucis", ha añadido otro digno himno con los temas de "El buen pastor" y "Diciendo adiós"

Un talentoso sacerdote católico alemán ha agregado otro himno digno al cancionero católico. El padre Thomas de Beyer, quien previamente ha sido noticia por componer una Misa a gran escala, «Missa Lucis», con poca o ninguna formación musical formal, lanzó recientemente «Meadows by the Riverside», que fue grabado en la propia voz de Beyer.

«Meadows by the Riverside» es un nuevo himno basado en el Salmo 23, uno de los Salmos más conocidos, que comienza «El Señor es mi Pastor…». Thomas explicó que escribió la melodía con dos temas en mente: «el buen pastor» y «decir adiós».

«La mayoría de los cristianos conocen el primer verso del Salmo 23, ‘El Señor es mi pastor’. Lo convertí en ‘El Señor es TU pastor’, pensando en las muchas despedidas por las que todos tenemos que pasar en nuestras vidas».

Padre Thomas explicó: «Confiar en la guía y protección de Dios es un gran consuelo para los padres cuyos hijos tienen su primer día en la escuela o la universidad. Es una esperanza para las familias de nuestros soldados y muchos otros. En todas estas situaciones la fe cristiana nos está dando fuerza. Incluso aquellos que sufren después de la muerte de un ser querido, viven en la promesa de un reencuentro».

Mientras que Thomas no es un cantante profesional, hace una excelente interpretación de la nueva canción, apoyado por varias voces femeninas en los coros. «Meadows by the Riverside» se sentiría como en casa en un entorno litúrgico y solo crece en la segunda mitad, construyendo para traer una calidad casi de Broadway a la pieza. El video de la letra está lleno de hermosos gráficos e imágenes evocadoras que enfatizan la segunda mitad emocional.

El prolífico sacerdote dijo que dudaba en grabar la canción él mismo, pero pensó que valía la pena intentarlo. Espera modestamente que su voz pueda inspirar a un cantante profesional para que le dé a la pieza su propio tratamiento. Hablando un poco más sobre la canción, el padre Thomas reveló que este himno tiene un significado especial para él:

«Mi familia vive en diferentes partes de Alemania e Italia. Por eso siempre teníamos muchas bienvenidas y despedidas conmovedoras. En mi memoria a menudo veo a mi querida mamá, quien falleció hace tres años, saludando desde la ventana. Mi papá falleció hace muchos años a la edad de 57 años. Nunca olvidaré que tarde en la noche después de un día ajetreado, abrió con cuidado las puertas de las habitaciones de sus hijos para bendecirnos. Ahora tengo el privilegio de compartir algo del amor que experimenté con todas las personas que conozco en mi trabajo pastoral. Dedico esta canción a mis padres en agradecimiento a Dios.»

Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.