Aleteia logoAleteia logoAleteia
sábado 22 junio |
Aleteia logo
Historias que inspiran
separateurCreated with Sketch.

Shia LaBeouf habla de cómo le ayudaron el director de ‘Padre Pío’ y santa Teresita

Shia LaBeouf

FRAZER HARRISON | Getty Images via AFP

Shia LaBeouf.

Cerith Gardiner - publicado el 02/06/23

El actor de 'Padre Pío' revela a Aleteia cómo sus propias experiencias de vida, y las de ciertos santos, ayudaron en su increíble conversión. ¿A quién elegiría como santo de Confirmación?

Esta semana se estrena la muy esperada película Padre Pío , dirigida y escrita por Abel Ferrara y protagonizada por Shia LaBeouf. 

La película, clasificada R -religiosa- en Estados Unidos, nos ofrece un vistazo a la vida del amado santo durante sus primeros 20 años como sacerdote, cuando estaba experimentando sufrimiento y confusión, pero sobre todo, pasión por Cristo.

En una película que ve sufrir tanto al personaje principal, LaBeouf es capaz de dar una representación extremadamente convincente del monje atormentado, lo que a veces hace que la visualización sea incómoda.

El actor habló con Aleteia sobre su papel en la película y compartió cómo sus experiencias personales, su fe y el mismo Padre Pío le permitieron asumir ese papel en un momento tumultuoso de su propia vida. El actor, que tiene 36 años, también reveló cómo se ha consolado mucho con ciertos santos que también sufrieron mucho en sus vidas.

– Ha sido muy abierto sobre su pasado y el sufrimiento que ha experimentado. El Padre Pío creía que debemos abrazar el sufrimiento y subir a la cruz con Cristo para profundizar en nuestra propia espiritualidad. ¿Cree que para encontrar la verdadera felicidad hay que pasar por el sufrimiento?

Shia LaBeouf: Sí, Pablo dice en Romanos 12:3 que para encontrarte más cerca de Dios tienes que perderte a ti mismo. Perderse a uno mismo es un proceso bastante doloroso.

«Salir de la cueva del dolor en que estaba»

 A través de la película en sí se puede ver que el Padre Pío está sufriendo mucho. Como intérprete, ¿se basó en sus propias experiencias, o fue más el Padre Pío hablando a través de usted?

Shia LaBeouf: Estaba sufriendo cuando llegó la llamada, así que esta película no era una película para mí, era una forma de salir de la cueva de dolor en la que estaba, y las primeras sonrisas y el primer amor que realmente sentí en el camino. Lo experimenté con los hermanos… fue con hamburguesas con queso, viendo los juegos de Notre Dame con un grupo de monjes.

Esta fue la primera pizca de humanidad y la primera alegría que experimenté saliendo de donde venía. Y luego, al enviarme a Italia, con toda la presión de la película y encontrar otro tipo de hermandad con Abel Ferrara [el director], que está en el mismo programa espiritual en el que estoy, y tener a nuestro equipo allí también… Sí, personalmente: me basé en experiencias personales y hubo momentos en los que le pedí a Abel que me aconsejara sobre ciertas cosas.

Cuando trabajas con un director, tienen que aprender cómo vuela el avión: este botón hace esto… Tienes que darle el manual a tu espíritu, así que pasé mucho tiempo con Abel revisando el manual. Era muy bueno para dejarme espacio cuando yo no estaba en sintonía, o cuando estaba un poco fuera de lugar. Si sentía que estaba siendo un poco postizo, presionaba este botón o tiraba de esa palanca y lo hacía. Le pedía que me orientara.

Y estando en medio de la exploración de tu propia persona, lo que sea, luego miraba hacia arriba y veía el mismo techo que el Padre Pío estaba mirando cuando decía misa, y estaba acostado en su cama y sentía la veta de la madera… No hubo mucha prestidigitación desde esa perspectiva, estuvimos allí.… Basándonos en la realidad de quién era esta persona, basándonos en la realidad de los milagros que presentó y luego basándonos en su propia personalidad a través de la lente de la intercesión del Padre Pío en su vida, es realmente de donde vino la actuación.

«Yo era muy consciente de que él [el padre Pío] estaba completamente involucrado todo el tiempo.»

Shia LaBeouf

– Creo que vas a recibir la Confirmación en la fe en siete meses. En Inglaterra, cuando nos confirman, tomamos un santo patrón y tomamos su nombre. ¿Tomarías al Padre Pío?

Shia LaBeouf: Pío seguro, pero también está Santa Teresa de Lisieux. También es muy, muy atractiva para una persona en mi situación, solo por la soledad y la tranquilidad. Lo que me atrae de esta gente es la paciencia con la que sufren, el silencio con el que sufren. Porque todos sufrimos, y algunos más fuerte que otros, y hay algo en el sufrimiento de Santa Teresita de Lisieux, ya sabes. El Padre Pío sufría un poco más en lo externo por el hecho de que tenía los estigmas, pero cuando lees los escritos de Lisieux, ella también es muy atractiva. Pero mi santo patrón definitivamente sería el Padre Pío.

¡Pues podrías llevar dos nombres de santos padrinos!

Espiritualidad de pies en el suelo

Shia LaBeouf: Bueno, hay muchos. Cuando escuchas cosas sobre el hermano Solanus Casey en la puerta, ya sabes, sirviendo comida a la gente… Solanus Casey es otro que es muy importante para mí, que estuvo conmigo en el camino. Mostró una gran humildad y una gran fortaleza. Estas son personas en la primera línea de batalla. Esto es «espiritualidad de pies en el suelo».

Tags:
cinefamososhollywoodPadre Píosantossufrimiento
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.