Aleteia logoAleteia logoAleteia
jueves 13 junio |
Aleteia logo
Espiritualidad
separateurCreated with Sketch.

Misionera asesinada en Bolivia Helena Kmiec inspira santidad

Helena Kmieć

fot. arch. Fundacji im. Heleny Kmieć

Jesus Colina - Eryk Łażewski - publicado el 17/04/23

Desde su muerte el año 2017, hay un impresionante reconocimiento y devoción a la joven Helena Agnieszka Kmiec sobre todo en su Polonia natal

«Es verano acá, estamos a 27 grados y nos recibieron como hermanas. Cochabamba será nuestro hogar por los próximos seis meses». Estas fueron las últimas palabras que Helena Agnieszka Kmiec escribió en su perfil de Facebook.

Acababa de llegar a Bolivia como voluntaria para vivir unas misiones con niños de Pacata Alta, en Cochabamba. Tenía 28 años.

web-helena-kmiec487-panda-facebook

Pero quince días después de su llegada, en enero de 2017, murió tras recibir catorce puñaladas asestadas por dos hombres.

Helena fue víctima de dos malhechores que penetraron para robar en la residencia de las religiosas Siervas de la Madre de Dios, donde ella se alojaba. Al ser descubiertos por la joven, la mataron.

«El supremo sacrificio que hizo es un testimonio tan fuerte… no solo para nosotros que la conocimos y la amamos, no solo para el voluntariado misionero, para los católicos, sino probablemente para todos aquellos que valoran una vida hermosa, una vida buena, una vida para los demás».

Son palabras de Magdalena Kaczor, misionera del Voluntariado Misionero Salvador, al que pertenecía Helena, y amiga de la joven asesinada.

Sonrisa y música

Helena estudió ingeniería química en inglés. «Era el tipo de chica que podrías envidiar mucho, pero era tan increíblemente humilde…», recuerda Kaczor.

Y agrega: «Cuando ella aparecía, se podía ver que la gente estaba llena de buena energía, que estaba bien. Cuando dirigía el canto y la oración -lo hacía muy a menudo- quizás no podías verla , pero podías ver gente rezando, gente feliz».

Su generosidad ya la había llevado en misión a otros países: Rumanía, Hungría y Zambia.

Allí había dejado como inolvidable recuerdo su sonrisa y las melodías de sus canciones acompañadas por la guitarra, auténtica caricia de Dios para muchas personas necesitadas.

web3-helena-kmiec487-funeral-martyr-east-news

Amplio reconocimiento en Polonia

En su país natal, Polonia, son muchas las personas que consideran santa a la joven misionera, y algunas están convencidas de haber recibido favores por su intercesión.

HELENA KMIEĆ

La localidad donde creció, Libiąż, le ha concedido la ciudadanía de honor, y le ha dado su nombre a una calle.

También existe un concurso académico y un programa de becas que llevan su nombre. Y se le concedió a título póstumo la Cruz de Oro al Mérito «por los méritos en la caridad y las actividades sociales y el compromiso con las personas necesitadas de ayuda».

Devoción creciente

Muchas personas que la conocían están convencidas de que Helena era un modelo de santidad.

En su parroquia, se distribuyen estampas con su fotografía y las palabras: «Que se regocije contigo en el cielo, que interceda por nosotros».

Su imagen se usó para promover una procesión de santos, en la que incluso apareció una pancarta en que se leía «santa subito«.

ROCZNICA ŚMIERCI HELENY KMIEĆ

Otro signo de la fama de santidad de la misionera son las numerosas anotaciones de grupos e individuos que quedan en el libro de visitas de la parroquia. 

Muchas personas acuden a rezar a la tumba de Helena, lo que en sí mismo es también un signo de la creciente reconocimiento popular de santidad.

Igual que los certificados de gracias recibidos a través de la difunta, que algunas personas envían a su parroquia.

También algunos jóvenes aseguran que Helena les impulsó a lanzarse a aventuras misioneras.

Otros conservan su foto en su celular, o en su escritorio, porque la recuerdan como alguien que les ayudó a sanar su corazón, su alma.

Helena Kmieć

La fase preparatoria para el proceso de beatificación de Helena Kmieć comenzó en diciembre de 2022. Por decreto del arzobispo Marek Jędraszewski, se nombró postulador al padre Pawel Wróbel.

Tags:
boliviadevocionmisioneromuertepoloniasantidadtestimonio
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.