Aleteia logoAleteia logoAleteia
miércoles 10 agosto |
San Lorenzo
Aleteia logo
A Fondo
separateurCreated with Sketch.

La sinodalidad y María de Guadalupe

Este artículo está reservado a los miembros de Aleteia Family
GUADALUPE

Shutterstock | YoDash

Imagen de la Virgen de Guadalupe

Jaime Septién - publicado el 17/07/22

Los dos ejes que marcan el presente y el futuro de la Iglesia en Latinoamérica. Análisis del mensaje de Rodrigo Guerra ante el CELAM

En el cuerpo del mensaje de Rodrigo Guerra López, Secretario de la Pontificia Comisión para América Latina en la Asamblea extraordinaria del CELAM, en Bogotá, Colombia 12 de julio de 2022, cuando se inauguraron las nuevas instalaciones de este Consejo que agrupa a los episcopados de América Latina y el Caribe, el funcionario vaticano de origen mexicano ha hecho una interesante comparación entre la sinodalidad a la que llama a la Iglesia católica el Papa Francisco y el acontecimiento guadalupano.

Guerra López recordó que el Papa señala que “la palabra ‘sinodalidad» no designa un método más o menos democrático y mucho menos «populista» de ser Iglesia. Estas son desviaciones.

«La sinodalidad no es una moda organizacional o un proyecto de reinvención humana del pueblo de Dios. Sinodalidad es la dimensión dinámica, la dimensión histórica de la comunión eclesial fundada por la comunión trinitaria.”

Lo que indica el Papa, dijo Guerra López en su mensaje ante el CELAM, de algún modo también ya está recogido “de manera misteriosa y sintética” en la presencia providencial de Santa María de Guadalupe entre los pueblos de América, región en la que se concentra casi la mitad del catolicismo del mundo.

Para Guerra López el acontecimiento guadalupano, es un hecho fundante y comunional. “A partir de 1531, dos pueblos que se encontraban profundamente enemistados y conflictuados, comienzan lentamente un proceso de reconciliación social y mestizaje; de incorporación a una rica vida eclesial, desde el amplio patrimonio de las culturas prehispánicas e hispano- lusitanas; y de génesis de una nueva síntesis cultural, pluriforme, diversa, y riquísima, que nos alcanza hasta hoy”.

En el mensaje guadalupano, tanto en la relación escrita en el siglo XVI por el indígena latinizado Antonio Valeriano, como en el lienzo sagrado que dejó estampado la Madre de Dios, en la tilma de San Juan Diego, el Secretario de la PCAL descubrió lo siguiente:

  • –Un camino de conversión personal y comunitaria, que nos ayuda a diagnosticar en la propia vida y en nuestra experiencia eclesial, cuando buscamos hacer nuestro propio proyecto.
  • –Una mariología fuertemente cristocéntrica que nos invita al seguimiento radical y humilde de Jesús, privilegiando los “medios pobres” antes que los siempre tentadores “medios ricos”, llenos de glamour, pirotécnica y falsas promesas.
  • –Un modelo, como decía san Juan Pablo II, de “evangelización perfectamenteinculturada”, que asume los lenguajes y la cosmovisión prehispánica para descubrir una vía a través de la cual se pueda anunciar la novedad del evangelio.
  • –Un gesto de amor preferencial por los últimos y más pequeños en la historia. Amor cercano y comprometido. Amor valiente y paciente.
  • –La reivindicación de la dignidad de los pueblos indígenas y de la mujer. Reivindicación que nos invita a tratarnos como hermanos y no como adversarios, como hermanos y no como señores y súbditos.
  • –Una protoexperiencia de comunión y sinodalidad activa, en la que el fiel laico lleva la “buena noticia” al obispo. Y el obispo, acoge el milagro de la imagen, construyendo una “casita sagrada”, que significa que en todo rincón de nuestro continente la fe pueda ser vivida y celebrada con libertad, y sin constricción.
  • El tema es importante cuando la Iglesia latinoamericana camina hacia la sinodalidad, porque, según Guerra López, en nuestra historia, hemos podido vivir y constatar cómo la “medianera de todas las gracias” sostiene los ministerios, los procesos pastorales, y, muchas veces, también, las luchas a favor de la reconciliación social, la paz, y la justicia.

Al final de su alocución, Guerra López recalcó que la Virgen María de Guadalupe, “madre del verdaderísimo Dios por Quién se vive”, permita que en esta Asamblea extraordinaria, y en todo el caminar del CELAM hacia los jubileos de 2031 y 2033, “exista una renovada pasión por vivir al estilo de Jesús, en comunión y sinodalidad permanentes, siguiendo las huellas del humilde san Juan Diego.

Huellas que son de liberación integral de las personas y de nuestros pueblos, que tanto necesitan hoy reencontrarse con un Dios hermano y amigo, que nos reconcilie, y nos dignifique a todos”.

Este artículo está reservado a los miembros de Aleteia Family

¿Ya eres miembro?

¡Gratis! - Sin ningún compromiso
Puedes cancelar en cualquier momento

Descubre los beneficios:

Aucun engagement : vous pouvez résilier à tout moment

1.

Acceso a nuestra red de cientos de monasterios que rezarán por tus intenciones

2.

Acceso ilimitado a todo el nuevo contenido de Aleteia Family

3.

Acceso al servicio "Carta de Roma"

4.

Acceso exclusivo a nuestra revista de prensa internacional

5.

Publicidad limitada

6.

Acceso exclusivo a publicar comentarios

Apoya a medios que promueven los valores católicos
Apoya a medios que promueven los valores católicos
Tags:
guadalupepapa franciscosinodo
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.