Aleteia logoAleteia logoAleteia
sábado 20 julio |
Aleteia logo
A Fondo
separateurCreated with Sketch.

Laudato si’: la verdadera historia de la encíclica

LAUDATO SI

Antoine Mekary / Godong

Camille Dalmas - publicado el 04/10/23

El 4 de octubre, fiesta de san Francisco de Asís, el Papa publicará la exhortación apostólica Laudate Deum, presentada como continuación de Laudato si'. Repasamos la génesis de esta encíclica, que tuvo una repercusión mundial y llamaba a todas las personas de buena voluntad a una "conversión ecológica"

Los orígenes de Laudato si’ se encuentran ante todo en una conversión personal, la del Papa Francisco, que tuvo lugar cuando aún era arzobispo de Buenos Aires, durante la conferencia de obispos latinoamericanos celebrada en Aparecida (Brasil) en 2007. Ante un grupo de activistas ecologistas que acudieron a recibirle al Vaticano en septiembre de 2020, confesó que entonces no estaba informado ni le interesaban estos temas: «Me dije: ‘¡Pero estos brasileños, nos están cansando con esto de la Amazonia! ¿Qué tiene que ver la Amazonia con la evangelización?

Pero las cosas iban a cambiar: «Pasé por un proceso de conversión, de comprensión de la cuestión ecológica. Antes no entendía nada», reconoce. De hecho, cuando fue elegido Papa en 2013, Francisco ya había recorrido un largo camino y percibía que la emergencia ecológica también estaba vinculada a cuestiones sociales. 

Poco después del cónclave, el cardenal Peter Turkson, entonces presidente del Consejo Pontificio Justicia y Paz, habló con Nicolas Hulot de la posibilidad de una futura encíclica papal dedicada a la ecología. La primera encíclica de su pontificado, Lumen Fidei (2013), es sobre todo fruto de las reflexiones de Benedicto XVI sobre la fe, pero Laudato si’, la primera encíclica verdaderamente personal del Papa Francisco, empezó a tomar forma al inicio de su pontificado. 

Como suele ocurrir, el texto no fue escrito directamente por el Papa. Discretamente, el pontífice argentino recurrió a un equipo de expertos, científicos, filósofos y teólogos de todo el mundo. Luego, con la ayuda de algunas personas de confianza, se puso a redactar la encíclica. 

Su trabajo -afirma el Papa en Laudato si’- se ha nutrido del de sus predecesores: la Doctrina Social de la Iglesia, la encíclica Pacem in terris de Juan XXIII, la carta apostólica Octogesima adveniens de Pablo VI y las numerosas invitaciones a la «conversión ecológica» de Juan Pablo II y Benedicto XVI.

Pero fue una figura no católica la que, según admite el propio Papa, inspiró su deseo de escribir un alegato a favor de la protección de la Casa Común: el Patriarca Ecuménico Bartolomé de Constantinopla y sus denuncias de «crímenes contra la naturaleza». 

Por último, la figura tutelar de san Francisco de Asís, cuyo nombre ha decidido llevar el pontífice, habita toda la reflexión de la carta, hasta el punto de darle su título Laudato si’, tomado del célebre Cántico de las Criaturas. «En ella vemos hasta qué punto son inseparables la preocupación por la naturaleza, la justicia con los pobres, el compromiso con la sociedad y la paz interior», afirma en la encíclica.

Todo llegó a un punto crítico en 2014, cuando el Papa Francisco viajó a Estrasburgo para visitar los organismos de la Unión Europea. Fue recibido en el aeropuerto por la representante del presidente François Hollande, Ségolène Royal, recién nombrada ministra de Medio Ambiente. En aquel momento, se encontraba en plena preparación de la COP21. La ministra socialista probó suerte: «¿Es cierto que está escribiendo algo sobre ecología?», le preguntó al Papa. Cuando él se lo confirmó, ella le pidió: «¡Por favor, publíquelo antes de la reunión de París!

El Papa, convencido, se puso en contacto con sus editores y les pidió que intensificaran su trabajo para que el texto se publicara antes de la COP21, que se organizó en noviembre y diciembre de 2015 en la capital francesa. 

El objetivo, confió, era «presionar» a los participantes en la cumbre para que la reunión desembocara en decisiones concretas y útiles. Este texto se publicó finalmente el 18 de junio de 2015, más de cinco meses antes de la conferencia internacional, durante la cual fue objeto de numerosos comentarios.

Tags:
ecologiaLaudato Si
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.