Aleteia logoAleteia logoAleteia
jueves 30 mayo |
Aleteia logo
Curiosidades
separateurCreated with Sketch.

¿Cómo es la vida en un monasterio de clausura?

IT556115B.jpg

Julian Kumar | Godong

Matilde Latorre - publicado el 30/08/23

¿Te has preguntado cómo es la vida de los monjes de clausura?, ¿cómo se ve realmente un monasterio por dentro? Si tu respuesta es afirmativa y quieres conocer cómo son las distintas estancias y sus nombres, te lo contamos a continuación

Un monasterio de clausura es un lugar donde los monjes y las monjas se dedican a la oración, el silencio, la penitencia y el trabajo, siguiendo una regla de vida que les ayuda a buscar a Dios y a servirle con todo su ser. Estos monasterios tienen una arquitectura y una distribución que favorecen la vida comunitaria y la intimidad con el Señor.

Conoce los espacios dentro de los monasterios

1Iglesia o capilla

La iglesia o capilla es el centro del monasterio, donde los monjes y las monjas celebran la liturgia, la eucaristía y los oficios divinos. Es el lugar donde se encuentran con Cristo presente en el sagrario y en la palabra.

Suele estar dividida en dos partes: el coro, donde se reza el oficio divino, y la nave, donde se celebra la misa. El coro suele estar separado de la nave por una reja o una celosía que permite a los religiosos participar de la liturgia sin ser vistos por los fieles que acuden al templo.

2Claustro

Un espacio abierto que rodea la iglesia, formado por cuatro galerías con arcos o columnas. El claustro es el lugar de paso entre las distintas dependencias del monasterio, pero también es un lugar de oración, lectura, meditación y recreo. En el centro del claustro suele haber un jardín o un pozo, que simbolizan el paraíso y la fuente de vida.

3Sala capitular

Este es el lugar donde se reúne la comunidad para tratar los asuntos del monasterio, elegir al abad o a la abadesa, leer la regla, escuchar las correcciones fraternas y confesar las faltas. La sala capitular suele estar situada junto al claustro, frente a la iglesia. Es un lugar de gran importancia para la vida comunitaria, donde se expresa la unidad y caridad entre los hermanos.

4Refectorio

El refectorio es el comedor del monasterio, donde los monjes y las monjas toman sus alimentos en silencio, escuchando la lectura de algún libro espiritual o sagrado. El refectorio suele estar también junto al claustro, cerca de la cocina. En algunos monasterios hay dos refectorios: uno para los religiosos y otro para los huéspedes o peregrinos que se alojan en el monasterio.

5Celdas

Las habitaciones individuales de cada monje o monja, donde duermen, rezan, estudian y trabajan. La celda es un lugar de soledad e intimidad con Dios, donde el religioso se retira para descansar o para hacer oración personal. La celda suele ser muy sencilla y austera, con lo necesario para vivir: una cama, mesa, silla, armario, un crucifijo, una imagen de la Virgen y algunos libros.

6Locutorio

Es el lugar donde los monjes y las monjas pueden recibir visitas o hablar con personas externas al monasterio y suele estar separado por una reja o celosía que impide el contacto físico entre los religiosos y los visitantes.

El locutorio es un lugar donde se ejerce la hospitalidad y la caridad con los que acuden al monasterio buscando consejo, consuelo o ayuda.

7Torno

Una pequeña ventana giratoria que comunica el interior del monasterio con el exterior y que sirve para entregar o recibir objetos sin romper la clausura. Por el torno se venden los productos que elaboran los monjes y las monjas, como dulces, quesos, licores, jabones o velas. También por el torno se reciben donativos o se entregan cartas.

Estas son algunas de las estancias más comunes en los monasterios de clausura, aunque puede haber otras según la orden, la regla o la tradición de cada comunidad. Lo que todas tienen en común es que están al servicio de la vida contemplativa, que busca a Dios en todo y por todo.

Tags:
DeClausuramonasterio
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.