Aleteia logoAleteia logoAleteia
miércoles 28 febrero |
Aleteia logo
Viajes
separateurCreated with Sketch.

Una escalera al cielo: La Cartuja de Escaladei

Escaladei

Shutterstock

Daniel Esparza - publicado el 28/06/23

Fundada a finales del siglo XII, la Cartuja de Escaladei inició una tradición vitivinícola en el norte de España

La orden de los cartujos fue fundada a finales del siglo XI en los Prealpes franceses por Bruno de Colonia. A finales del siglo siguiente, cuando el norte de España estaba siendo reconquistado y el territorio necesitaba ser repoblado, los cartujos llegaron a la Península por primera vez.

Su primer monasterio fue la imponente Cartoixa D’Escaladei, la Cartuja de Santa María de Escaladei – Escaladei es una corrupción fonética del latín original Scala Dei, «la escalera de Dios», o incluso «la escalera hacia Dios».

Fundada en 1194 por Alfonso II de Aragón, la Cartuja de Escaladei pronto se convirtió en un centro local de poder económico, político y espiritual. El área, una región vinícola de renombre, todavía se conoce como El Priorat, en catalán «el Priorato», en una referencia directa a este monasterio.

Hacia el siglo XIII, habiendo recibido protección real e importantes donaciones del rey Jaime I («el Conquistador»), Escaladei adquirió no sólo un gran prestigio, sino también jurisdicción legal feudal sobre las villas y tierras vecinas, la misma comarca que aún hoy se conoce como El Priorat. El prior del monasterio decidía dónde se plantarían los viñedos, y los monjes recibían una décima parte de toda la uva cultivada en la zona a través del diezmo.

La Cartuja

La primera parte del monasterio corresponde al período de transición entre los estilos románico y gótico. En ese sentido, los restos más antiguos del monasterio brindan al visitante una perspectiva única de los desarrollos arquitectónicos medievales.

Este primer tramo del claustro, que se completó en 1228, incluye una iglesia dedicada a Nuestra Señora, 12 celdas (para los 12 monjes que originalmente vivían allí) y las otras dependencias básicas de cualquier monasterio: una sala capitular (donde los monjes reunirse para discutir asuntos cotidianos relacionados con la administración del monasterio y sus tierras circundantes), el refectorio y una capilla.

Justo fuera de ese claustro se encontraban las dependencias de servicio, incluyendo farmacias y enfermerías. Algunos de estos restos siguen en pie.

escaladei4.jpeg
Justo fuera del primer claustro se encontraban las dependencias de servicio, incluyendo farmacias y enfermerías

Posteriormente, en 1333, se construyó el segundo claustro (éste en pleno estilo gótico) que incluía 12 celdas más, duplicando la capacidad del monasterio. Unos 70 años después, otras donaciones de la nobleza local permitieron a los monjes construir un tercer claustro con seis celdas más. Una de estas celdas ha sido reconstruida íntegramente (jardín personal de hierbas medicinales incluido), para que los visitantes puedan ver cómo vivían los monjes cartujos medievales.

Las reformas del monasterio se iniciaron a finales del siglo XVI y continuaron a lo largo de los siglos XVII y XVIII, que acabaron confiriéndole un estilo general barroco y neoclásico a la Cartuja. Fue durante este período cuando Escaladei se convirtió no sólo en un foco de poder económico y político, sino también de bellas artes y cultura, especialmente gracias a la obra de Joaquim Juncosa i Domadel, él mismo monje cartujo, que puso en marcha la llamada Escuela Escaladei de pintura.

Escaladei
Los restos más antiguos del monasterio brindan al visitante una perspectiva única de los desarrollos arquitectónicos medievales.

Como ocurre con la mayoría de los monasterios españoles, cuando comenzó la Desamortización española, se disolvió la comunidad monástica de Escaladei y se revocó su señorío sobre el Priorat. La mayor parte del claustro fue saqueado e incendiado.

Todo lo que sobrevivió al saqueo fue subastado, incluidas las tierras circundantes. Algunos de los restos del monasterio fueron saqueados para ser utilizados como material de construcción de segunda mano.

Las obras de restauración han sacado a la luz parte de su antiguo esplendor, ya que las ruinas de la Cartuja han sido declaradas bien patrimonial nacional. El gobierno local catalán adquirió el complejo de sus antiguos propietarios en 1989. Desde entonces, las ruinas de Escaladei están abiertas al público.

¿Quiénes son los cartujos?

Los cartujos son monjes consagrados a la oración en la soledad y el silencio, ermitaños que viven en comunidad bajo los votos de pobreza, castidad, obediencia y silencio, y guiados por un prior. Según sean sacerdotes o hermanos, sirven a la comunidad de diferentes maneras.

Los sacerdotes cartujos viven en sus celdas y se dedican a la oración, la lectura, la meditación, la contemplación y el trabajo manual. Un sacerdote cartujo típico se reúne con los otros monjes tres veces al día para celebrar servicios comunes, pero comparte una comida con ellos en el refectorio los domingos y días festivos. Un hermano cartujo, aunque también monje, dedicaba seis horas diarias al trabajo manual, pero fuera de su celda, principalmente ocupándose del mantenimiento interno del monasterio.

La Escalera de Dios: El Montsant

El Priorat, como zona vitivinícola, surge cuando estos monjes se instalan en la provincia de Tarragona a instancias de Alfonso II. Cuentan las leyendas locales que, mientras cruzaban la Sierra del Montsant (en catalán, «Montaña Santa»), se encontraron con un pastor que les dijo que vio unos ángeles que subían por los escarpados acantilados de la sierra utilizando una escalera que recorría todo el camino hasta las nubes.

Los monjes vieron esto como una señal de Dios, la historia del pastor se asemejaba a la de la escalera de Jacob (Génesis 28, 11-19). Por lo tanto, decidieron construir allí su cartuja y llamarla Scala Dei, «Escalera de Dios».

Actualmente, El Priorat atrae a turistas de todo el mundo, por su paisaje montañoso, sus famosos vinos, sus pueblos con encanto (la mayoría a menos de 1 hora del mar), sus numerosas ermitas y ermitas medievales, y su notable gastronomía.

Las ciudades cercanas se han convertido recientemente en destinos favoritos para los amantes de la escalada libre, exactamente lo que uno esperaría de una escalera divina.

Tags:
clausuraespañagastronomíareligiosos
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.