Aleteia logoAleteia logoAleteia
martes 28 noviembre |
Aleteia logo
Contenido Patrocinado
separateurCreated with Sketch.

La comunidad de Agustinas de Betanzos pide ayuda

ducha rota

BINK0NTAN - Shutterstock

Matilde Latorre | 08/06/23
La comunidad de Agustinas Recoletas del Convento de Betanzos (A Coruña), piden ayuda para mejorar las celdas de algunas hermanas

Las Agustinas Recoletas están en Betanzos desde 1769. En España cuentan con treinta conventos, tres de ellos en Galicia. Desde siempre, tan discreta y silenciosa conviven ocho monjas, tres de ellas todavía muy jóvenes.

Las edades de las religiosas oscilan entre los 27 y los 93 años. Su jornada diaria comienza a las 6.30 de la mañana cuando se levantan para orar y meditar hasta la hora del desayuno. La madre Consolación, superiora del convento, cuenta a Aleteia:

«En el convento hay tiempo para todo, pero la mayor parte del día se dedica a trabajar y, sobre todo, a rezar. El huerto que tenemos dentro del monasterio nos permite que el gasto en legumbre y hortalizas no lo necesitemos, y cuando hay excedente lo vendemos». 

convento
El convento de agustinas de Betanzos (La Coruña)

Para esta comunidad de Agustinas, este cambio de las duchas del baño es fundamental, están deterioradas, obsoletas y son poco funcionales. Cambiar las duchas de un convento no es solo una cuestión estética o de comodidad, sino también de dignidad y de salud.

Con esta reforma, las Agustinas de Betanzos, mejorar su calidad de vida, ya que pueden asearse con mayor facilidad y confort, sin tener que sufrir averías, fugas o malos olores.

Piden ayuda a la reforma

También con una grifería moderna, ahorrarían agua y energía, al instalar grifos, duchas y sanitarios más eficientes que redujeran el consumo y el gasto.

Y, por último, dado que el convento es tan antiguo, cambiando las duchas previenen enfermedades e infecciones, al eliminar la suciedad, el moho y las bacterias que se acumulan en los azulejos, las juntas y las tuberías antiguas.

Para llevar a cabo esta reforma, es necesario contar con la ayuda de profesionales cualificados, que sepan adaptarse a las necesidades y al presupuesto de cada convento.

A pesar de tener este ingreso por su trabajo en la huerta, un gasto extra, como el cambio de las duchas, les supone un gran esfuerzo.  A través de la Fundación DeClausura, piden ayuda para sufragar la obra.

Es posible donar, para ayudar a las Agustinas Recoletas de Betanzos, a través de este enlace: Cambiar las duchas de las Agustinas Recoletas (declausura.org)

Aleteia, red global católica de información, en virtud de su misión fundacional, contribuye, en colaboración con la Fundación DeClausura, a comunicar la vida, espiritualidad y productos de los monasterios contemplativos.