Aleteia logoAleteia logoAleteia
miércoles 24 julio |
Aleteia logo
Actualidad
separateurCreated with Sketch.

Cristo y la Virgen de Guadalupe baleados, una brutal imagen desde México

MEXICO

Enrique Urzúa

Jaime Septién - publicado el 08/06/23

Un enfrentamiento entre grupos armados ha generado estupor en un templo religioso, que quedó sumergido entre las balas. «Dejen las armas», pidió el párroco local

El próximo 20 de junio se cumple un año del asesinato de los padres jesuitas Joaquín Mora y Javier Campos en la iglesia de la misión de Cerocahui, en lo profundo de la Sierra Tarahumara. (Estado de Chihuahua, al norte de México).

La Conferencia del Episcopado Mexicano ha anunciado que ese día, todos los templos de México sonarán sus campanas a las tres de la tarde, en memoria de los padres jesuitas y de los miles de asesinados y desaparecidos que hay en el país.

La violencia en México parece imparable. Las últimas cifras hablan de que en los cuatro años y medio que van de la presente administración los homicidios dolosos llegan a 150,000 y las desapariciones alcanzan la tremenda cifra de 30 personas cada día.

Otra vez la Tarahumara

Para muestra (y vergüenza del pueblo católico mexicano) el ataque en el que perdieron la vida los jesuitas, junto con el guía de turistas Pedro Palma en la misión de Cerocahui, se ha replicado en otro poblado tarahumara: Santa Anita en el Municipio de Guachochi.

El pasado lunes 7 de junio dos grupos armados que se disputan el control de la zona en el trasiego de droga tomaron por lugar de enfrentamiento el templo de Nuestra Señora de Guadalupe, en la comunidad de Santa Anita.

MEXICO
El templo de Nuestra Señora de Guadalupe con los impactos de balas

La fachada del pequeño templo y su interior muestran cientos de impactos de balas de armas de alto calibre, las figuras y las imágenes religiosas destruidas, y como muestra del horror, una cabeza humana dejada a las afueras de la iglesia de Santa Anita, junto con cientos de casquillos percutidos, armas AK-47 y granadas de fragmentación.

Cristo y Virgen de Guadalupe baleados (hacer click en galería):

La imagen de la desolación

El sacerdote Enrique Urzúa, quien llegó a la comunidad de Santa Anita tras registrarse el ataque, grabó desde el interior del templo un video que difundió por Facebook. La descripción de cómo encontró a la iglesia y a la comunidad lo dice todo: «Desolada y lastimada».

De hecho y ante el miedo, los pobladores de la comunidad han huido de sus casas. Lo mismo en Santa Anita como en poblados aledaños de El Rosado y Nacachi, pueblos fantasmas, en los cuales solo quedan los indígenas que no tienen medios para salir.

La petición de los indígenas tarahumaras, que han sido cobijados por los jesuitas durante más de medio siglo, es a las autoridades estatales y federales: protejan la Sierra y permítanos vivir en paz.

Paren, por amor de Dios

El mensaje compartido por el padre Urzúa a través de las redes sociales es, al mismo tiempo, un grito angustioso de quienes viven diariamente en la zozobra de los criminales que campan a sus anchas en esta imponente serranía del norte de México.

«Por amor de Dios y en nombre de nuestras comunidades lastimadas les pido a quienes provocan sufrimiento y muerte que se toquen el corazón, somos hermanos y no es posible que no sientan nada a ver cómo una comunidad completa sale dejando todo a la buena de Dios», dijo el padre Urzúa.

MEXICO

Y agregó: «Les digo desde el corazón: queridos hermanos, porque lo somos, dejen las armas, hay mucha vida que Dios nos ofrece en estás hermosas tierras, sus familias también sufren cuando los matan, cuando no saben de ustedes. Autoridades civiles, hagan su trabajo, nos sentimos solos. Sentimos que no hay quien esté con nosotros, quien nos acompañe y nos proteja».

Tags:
america latinaiglesiamexicoviolencia
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.