Aleteia logoAleteia logoAleteia
miércoles 22 mayo |
Aleteia logo
Historias que inspiran
separateurCreated with Sketch.

Tienen 8 hijos, 4 con síndrome de Down: adoptan por vocación

Rodzina McGarrity

Sonia McGarrity (@sonia.mcgarrity) | Facebook

La familia McGarrity.

Anna Gebalska-Berekets - publicado el 21/04/23

Cuatro de los ocho hijos de Sonia y Jeff tienen síndrome de Down. "Dios nos ha llamado a difundir la alegría de adoptar niños con síndrome de Down", dijo Sonia McGarrity a la Agencia Católica de Noticias

La historia de la familia McGarrity comenzó en 2001, cuando Jeff conoció a Sonia. Después de casarse en 2003, la pareja dio la bienvenida a Thomas y luego a Sean al mundo. La noticia de que su tercer hijo tenía síndrome de Down los tomó completamente por sorpresa.

Jeff nació con una trisomía. En 2008, la pareja dio la bienvenida a Brendan al mundo. Los médicos les dijeron que no podrían tener más hijos. Sonia y Jeff consideraron la adopción. 

Se mudaron de Washington a Colorado. Sin embargo, estaban tan ocupados construyendo una casa que pospusieron estos planes para el futuro. Después de repetidos abortos espontáneos, la mujer comenzó a preguntarse si Dios tenía otros planes para su familia. Se puso en contacto con la Red Nacional de Adopción del Síndrome de Down.

«Estábamos muy ocupados, haciendo terapia, tratando de encontrar y remodelar un hogar, y no estábamos interesados ​​activamente en adoptar», dijo Sonia McGarrity a la Agencia Católica de Noticias. 

“Pero cuando Brendan tenía unos dos años, tuve dos abortos espontáneos y estábamos dispuestos a tener más hijos. Una de las cosas que nos conmovió fue aprender sobre el síndrome de Down».

Un empleado de la Red Nacional de Adopción de Síndrome de Down le informó a Sonia que cuatro niños con síndrome de Down estaban esperando adopción

Los McGarrity confiaron en su fe durante todo el proceso de adopción. 

Los padres biológicos de Cecilla pronto contactaron a la pareja y les preguntaron si les gustaría crear un nuevo hogar para su hija. Ellos estuvieron de acuerdo.

«Nadie entiende lo que estas hermosas almas, con su amor incondicional y aceptación de cada persona que conocen, pueden hacer», dice Sonia a la Agencia Católica de Noticias.

“Se trata de abrir el corazón para decir: ‘Dios, quiero amar tanto como tú me das amor’. Estamos rodeados de amor y oportunidades para amar”, explica.

«Pequeñas máquinas de amor»     

Pronto, Augustine apareció en la casa de Sonia y Jeff. Luego, los cónyuges adoptaron a RoseMarie y Charlotte. Ambas niñas tienen síndrome de Down.

«No pensamos que pudiéramos manejarlo, pero por supuesto que lo hicimos porque ella es nuestra« ,  dice McGarrity con una sonrisa. “Hay un momento hermoso cuando conoces a tu bebé y piensas, ‘Oh, sí, es mía’. Dios sabe cómo serán tus hijos y te elige específicamente para criarlos”, explica Sonia.

La mujer confiesa que siente la bendición de Dios sobre su familia. Ella llama a sus hijos «pequeñas máquinas de amor».

«Llevándote a ti y a tus hijos al cielo»

El señor y la señora McGarrity ayudan a otros padres que esperan bebés con síndrome de Down. Ofrecen sus consejos, hablan abiertamente de su experiencia de crianza, de los retos que tendrán que afrontar.

«Nuestro objetivo siempre ha sido decir: ‘Si eres un padre biológico y tienes un diagnóstico prenatal, ven y conoce a nuestra familia. Ven a ver cómo es la vida. Porque hay una especie de incógnita y un estigma asociado. Además, con lo que te dicen los médicos dificulta decidir si quieres ser padre o madre», explica Sonia.

La madre de los ocho maravillosos hijos explica que lo más importante que tiene que hacer todos los días es amar a sus hijos y apoyarlos

Declara que su esposo, amigos y vecinos la ayudan en sus deberes diarios. «Tengo un esposo maravilloso. Todos los que nos conocen dicen que hacemos un gran equipo. Todas las mañanas, cuando se despierta, baja las escaleras, me abraza fuerte y dice: ‘¿Estás lista para hacerlo de nuevo hoy?’ Me recuerda que cualquier cosa que se nos presente, podemos enfrentarla, podemos abrazarla, y no estoy sola», dijo Sonia a la Agencia Católica de Noticias.

Jeff trabaja como director musical en St. Tomás Moro en Centennial, Colorado. La familia reza junta. Terminan cada día con el breviario, oran el uno por el otro y piden perdón antes de acostarse cuando es necesario.

«Mi único trabajo es llevarme a mí y a mis hijos al cielo. Simplemente hago lo que tengo que hacer», enfatiza Sonia McGarrity en una entrevista con la Agencia Católica de Noticias. 

Los cónyuges declaran que están abiertos a adoptar otro niño con síndrome de Down. «Cada día es un nuevo desafío y aventura. Observo a nuestra familia, observo a los niños mayores cuidar a los más pequeños y pienso: ‘Qué bendición'», comenta Jeff.

Fuentes: liveaction.org; coloradoparent.com; agenciadenoticiascatólicas.com; spuc.org.uk; Red Nacional de Adopción de Síndrome de Down/Facebook.

Tags:
adopcionsindrome de down
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.