Aleteia logoAleteia logoAleteia
jueves 30 mayo |
Aleteia logo
Actualidad
separateurCreated with Sketch.

Los soldados ucranianos tienen una «moral muy, muy alta»

Military chaplain in Ukraine wears stole over uniform

Maxym Marusenko | NurPhoto via AFP

John Burger - publicado el 23/02/23

Habla el capellán jefe militar en Ucrania: "Un año después de la invasión rusa, las ganas de vivir en libertad no han disminuido"

Al recordar un año de guerra en su patria ucraniana, el jesuita p. Andriy Zelinskyy lamenta el hecho de que en el siglo XXI, un país moderno pudiera invadir a otro país europeo moderno, pero más débil, que no representaba una amenaza para él.

Como muchos observadores de la invasión rusa de Ucrania, el p. Zelinskyy pensó que tal acción no podría volver a ocurrir después de la devastación de la Segunda Guerra Mundial.

«Pensamos que habíamos terminado con eso en el siglo pasado, después de la Segunda Guerra Mundial. No. Volvió a ocurrir», dijo el p. Zelinskyy, coordinador de capellanes militares de la Iglesia greco-católica ucraniana en Kiev. «Estamos hablando de Rusia, lo que significa que nuestra humanidad civilizada del siglo XXI todavía es capaz de este comportamiento inhumano no provocado a tal escala».

Para el Padre Zelinskyy de 43 años, lo que eso significa es que no solo los rusos son capaces de tal comportamiento. «Significa que la humanidad aún no ha digerido bien los desafíos del pasado, que aún no hemos hecho un futuro feliz, que las generaciones anteriores se han perdido algo, que no estaban prestando atención».

Zelinskyy se desempeñó como capellán militar en Mykolaiv y Mariupol durante la lucha de Ucrania desde 2014 para defender sus territorios orientales contra una insurgencia respaldada por Rusia. Ahora coordina el proceso por el cual los sacerdotes se convierten en capellanes militares. También trata de encontrar todas las oportunidades posibles para ir al frente y servir a las tropas ucranianas.

Habló con Aleteia a través de Facebook Messenger, habiendo regresado recientemente del sur de Ucrania: «El viaje de Mykolaiv a Kherson fue horrible porque ves ruinas por todas partes, y solo puedo imaginar cómo se ven las partes ocupadas del país», dijo.

Fr. Andriy Zelinskyy blesses troops in Ukraine

Amor por la vida

A pesar de la destrucción generalizada, la gente no está esperando el fin de las hostilidades para reconstruir y vivir sus vidas. «Esta puede ser una de las características más importantes de la situación en Ucrania, si tratas de analizarla un año después» de la invasión del 24 de febrero de 2022. En su propio barrio de Kiev, por ejemplo, que fue alcanzado por tres misiles en octubre pasado, se rellenó rápidamente un enorme agujero en medio de la carretera.

«Ahora ni siquiera puedes ver dónde sucedió», expresa: «Me parece que este es uno de los factores que nos ayuda a pasar por esto, por toda esta historia durante los últimos 12 meses: la fuerza de nuestra resiliencia y nuestro amor por la vida».

El padre Zelinskyy considera que la moral de los soldados es «muy, muy alta», un hecho que atribuye a la creencia en su causa y su indignación hacia las cosas espantosas que ven cuando liberan territorio de las fuerzas rusas, como por ejemplo la evidencia de tortura y maltrato de civiles

«Cuando nuestros soldados vean lo que sucede allí, definitivamente no queremos vivir en esto», dijo refiriéndose al temor de que Ucrania sea controlada por Moscú, como lo fue en los días de la Unión Soviética.

Del mismo modo los ucranianos en su mayoría creen que prevalecerán en la lucha actual. En parte porque vieron a sus militares, con la ayuda de la ayuda militar occidental, hacer frente a lo que se consideraba uno de los ejércitos más poderosos del mundo y recuperar un tercio del territorio que Rusia había ocupado inicialmente.

Pero la victoria significa la restauración de todos los territorios que Rusia le ha arrebatado a Ucrania, incluida Crimea, que ha ocupado desde 2014, poco después de que la Revolución de la Dignidad condujera al derrocamiento del presidente ucraniano pro-Kremlin, Viktor Yanukovych.

«Debemos tener cuidado con esto, para decir ahora ‘OK, bueno, olvidémoslo; dejemos esos territorios para Rusia, los territorios que obtuvieron, y dejemos algo para los ucranianos», dijo Zelinskyy. «Tengamos paz. Si esto sucedió una vez, esto volverá a suceder mañana, si el mal no es castigado. La paz sostenible requiere justicia, restauración del orden internacional».

Fr. Andriy Zelinskyy offers Divine Liturgy for Ukrainian troops

Sirviendo a la humanidad en atuendo militar

Mientras tanto, el p. Zelinskyy continúa ayudando a proporcionar capellanes al ejército ucraniano, estando atento a la preocupación del arzobispo mayor Sviatoslav Shevchuk, líder y padre de la Iglesia católica griega ucraniana, de que los capellanes militares católicos recuerden que primero son sacerdotes. No siempre es fácil proporcionar los sacramentos, especialmente la Divina Liturgia, en condiciones de guerra.

«Por ejemplo por Navidad teníamos que encontrar un lugar adecuado para orar juntos, pero era al frente», dijo Zelinskyy.

«Cuando nos reunimos nos convertimos en un objetivo, por lo que hay que encontrar un lugar del que ni siquiera se pueda sospechar [donde se reúne la gente]. Hay que pensar no dos sino cinco veces, para que esto se pueda hacer: la Misa celebrada, las confesiones escuchadas y las necesidades espirituales de nuestros militares bien atendidas. Todo requiere especial precaución porque estamos hablando de una guerra de artillería donde caen misiles por todas partes. Hoy en día no hay un escondite seguro en Ucrania».

Pero los capellanes también están ahí para escuchar las preocupaciones de los soldados y ofrecer consejo: «No se trata solo de los sacramentos, sino de atender a su humanidad”, dijo el padre Zelinsky “Esa es para mí una de las mayores herramientas del arsenal que tiene un capellán, para atender las necesidades de la humanidad. Suelo decir que la misión del capellán militar es proteger a la humanidad vestido con uniforme militar”.

Tags:
guerrarusiaucrania
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.