Aleteia logoAleteia logoAleteia
sábado 20 julio |
Aleteia logo
Espiritualidad
separateurCreated with Sketch.

Cura que sobrevivió a muerte clínica: el paso a la eternidad es hermosísimo

Jesus Christ extending welcoming hand

Canva

Aleteia Polaco - publicado el 14/02/23

"Mientras me acercaba a la puerta de la basílica, me flaquearon las piernas al ver la foto del fallecido". Una fuerte experiencia en torno al apostolado con moribundos

Fue el 10 de noviembre de 2016. Necesitaba la confesión, a la que voy cada dos semanas desde hace varios años, porque da mucha paz al corazón y alegría. 

Mi confesor habitual no estaba esos días debido a un viaje de retiro, por lo que me recomendó ir al santuario de la Divina Misericordia, «porque hay sacerdotes de Dios que confiesan sin prisa».

Y así lo hice. Era una mañana soleada, pero la basílica estaba en un crepúsculo de oración. Los sacerdotes escuchaban confesiones en ambos lados. Intuitivamente, fui a la derecha. 

En el confesionario se podía ver a un sacerdote con anteojos, de mediana edad, con rostro alegre. 

Durante la confesión, este sacerdote me hizo darme cuenta de lo importante que es rezar por los moribundos.

En algún momento, entre líneas, mencionó una obra de oración por los moribundos que él había creado. 

Como penitencia, me puso una oración, un momento de adoración o recibir la Comunión por una persona de cuya muerte me enterara pronto. Por cierto, me aconsejó que no me preocupara si la penitencia se retrasaba.

La penitencia dada fue devuelta al confesor

Después de la confesión, tuve un tiempo bastante intenso y un acceso deficiente a Internet, por lo que no pude conocer más sobre el apostolado de la oración por los moribundos que el sacerdote había mencionado en la confesión.

Pasaron 10 días y no pude cumplir la penitencia: no vi un reloj de arena por ninguna parte, ni escuché la noticia de la muerte de nadie. 

Empecé a preocuparme un poco porque no me gusta aplazar mis penitencias. 

Pensé que tal vez mañana iría a Łagiewniki para encontrarme con ese sacerdote y de alguna manera unirme a su obra. 

Intentaría preguntar a alguien para conocer el nombre del sacerdote y comunicarme con él de alguna manera.

Conduje hasta el estacionamiento de la Casa del Peregrino y decidí dirigir mis primeros pasos a la Capilla de la Adoración Perpetua para un momento de oración. 

Mientras caminaba, vi que un cortejo fúnebre se acercaba al santuario. En cierto modo, aunque era un espectáculo triste porque un hombre había fallecido, me alegré de poder cumplir con la penitencia que me fue dada.

Era casi mediodía, así que pensé que probablemente la Misa de las 12.00 sería una misa de funeral, así que iría y comulgaría por ese difunto en particular. 

Mientras me acercaba a la puerta de la basílica, lo vi. ¡Me flaquearon las piernas cuando vi la foto del sacerdote con el que me había confesado!

La penitencia dada por él durante la confesión volvió a él. Nadie hubiera planeado tal giro de los acontecimientos, y hasta el día de hoy no he podido olvidarlo.

¡El bien hecho vuelve a nosotros! Nunca sabemos si una solicitud para orar por alguien volverá a nosotros.

Una obra de oración por los moribundos

El Apostolado de Rescate de los Moribundos fue fundado por el Padre Pedro Nikolai Marx y consta de cinco obras. Son:

1Santa Misa

En intención de todos los moribundos cada primer martes de mes a las 18.00 horas en la Basílica de la Divina Misericordia de Cracovia

2«Obra penitencial»

Que consiste en ofrecer el ayuno y la Comunión el día que se elija

3Guardia de Adoración del Santísimo Sacramento

Adoración de 24 horas todos los primeros viernes de un mes determinado en la Capilla de Adoración)

4Guardia perpetua en los lechos de los moribundos en el asilo

Personas que permanecen junto a la cama de los moribundos rezando en particular la coronilla de la Divina Misericordia.

5Una oración por los moribundos solicitada por teléfono

Los seres queridos envían un mensaje por SMS a un número de teléfono pidiendo oración y se responde con una oración por los moribundos.

La vida (extra)ordinaria del Padre Pedro

El fundador de la obra de oración, el padre Pedro Marx vino de Pomerania. Era sacerdote de la diócesis de Pelplin. Fue ordenado sacerdote en 1997. 

En los últimos años de su vida vivió en la arquidiócesis de Cracovia y sirvió como párroco y confesor en el Santuario de la Divina Misericordia en Cracovia-Łagiewniki.

Los últimos veinte años de su vida – como se destacó en la homilía de la misa de su funeral- «sobrevivía a crédito» porque vivía con un corazón trasplantado

Estaba preparado para morir, era consciente de la posibilidad de partir en cualquier momento.

Se le permitió experimentar la muerte clínica y por eso amaba tanto a los moribundos. Más de una vez quiso enfatizar que el momento de transición a la eternidad es algo hermosísimo.

El Padre Pedro murió el 15 de noviembre de 2016 a la edad de 47 años. Su obra continúa desarrollándose.

Por Dorota Mazur

Tags:
bellezaeternidadmuerteoración
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.