Aleteia logoAleteia logoAleteia
viernes 31 marzo |
Aleteia logo
Estilo de vida
separateurCreated with Sketch.

Qué hacer cuando no te gusta el novio o la novia de tu hijo

shutterstock_1923106331.jpg

Lucia Romero / Shutterstock

El noviazgo es una etapa para los hijos... y para los padres.

Cerith Gardiner - publicado el 09/08/22

Consejos de Cerith Gardiner que serán útiles para superar las luchas emocionales que los padres han de enfrentar al ver crecer (sin remedio) a los hijos

De mis cuatro hijos, tengo dos que están en edad de tener citas. Afortunadamente, mi hijo de 17 años está más interesado en cantar y en la Segunda Guerra Mundial, así que tengo un respiro con él por un tiempo. Pero mis hijos de 23 y 22 años han salido con un par de personas (¡que yo sepa!) y he tenido el placer de conocerlos.

Y digo “el placer de conocerlos” en el sentido de que me alegró que mis hijos sintieran que podían presentarme sus primeros amores. Eso ya es un gran paso. Después de todo, he visto entre mis amigos que cada vez más niños no se molestan en presentar intereses amorosos a la familia, o incluso en visitar a los padres. Es desgarrador.

Para conocer gente nueva en la vida de mis hijos, elaboré una especie de libro de reglas, y me ayudó cuando me encontré un poco ansiosa por las elecciones de mis hijos. Después de todo, antes de que sus hijos se casen, un padre tiene la responsabilidad de guiarlos por el camino correcto. Y con algunos años de navegar por esta situación, espero que mis experiencias puedan ayudar a otras personas.

Mantén las expectativas bajo control

Este fue particularmente el caso de mi hija cuando conoció a su novio, que estaba estudiando batería en una universidad en Australia. Sí, Australia, solo unos miles de kilómetros entre ellos. ¿Qué puede salir mal? Estaba enamorada de sus rizos, sus habilidades musicales y sus ojos verdes.

Sin embargo, no estaba particularmente interesada en el hecho de que su futuro era incierto, que no tenía ambición y que no me miraba a los ojos cuando hablaba.

«Lo que considero la persona perfecta para mi hija quizás no sea lo que ella necesita o quiere.»

Pero tuve que recordarme a mí misma que eran jóvenes y que no todos van a estar a la altura de mis expectativas. Lo que considero la persona perfecta para mi hija quizás no sea lo que ella necesita o quiere.

Plantear preocupaciones con la diplomacia

Lo único que nunca se sabe acerca de las relaciones es hacia dónde se dirigirán. Ahora bien, estaba bastante segura de que el baterista no duraría para siempre. Lamentablemente para mi hija, tenía razón. Pero, ¿y si hubieran mantenido el rumbo? Si le hubiera dicho a mi hija lo que realmente pensaba y se hubieran quedado juntas, nuestra relación se habría arruinado. Por lo tanto, si hay inquietudes, hay formas de tratarlas con delicadeza y sabiduría.

Siendo ingleses, tenemos la reputación de no decir exactamente lo que queremos decir. Creo que se deriva de no querer herir los sentimientos de las personas. Pero creo que también esta forma de actuar ayudó a lidiar con pretendientes indignos. Por ejemplo, nunca le dije a mi hija (que ya estaba planeando todo su futuro juntos) que no estaba demasiado impresionada por su novio.

En cambio, señalé algunas cosas concretas, como que rara vez viniera a ver a su familia, y eso era una pena, ya que la familia es tan importante. (Él no se llevaba bien ni con su propia mamá ni su papá). Hice hincapié en lo afortunada que he sido de estar tan cerca de mi familia y no hay nada como las grandes reuniones familiares, y le dije que me encantaría eso para ella.

No era una cuestión de tratar de manipularla, como he visto que algunos padres intentan hacer. Era más una cuestión de hacer que se cuestionara lo que realmente quiere. Y creo que fundamentalmente esa es la mejor manera de lidiar con sus preocupaciones. 

Críalos de una manera que haga que su hijo también se haga preguntas. Críalos con amabilidad y no con críticas, porque si vas demasiado lejos, puedes arriesgarte a acercar a tu hijo a la persona que quieres que deje.

Estar allí para recoger los pedazos

Cuando el músico dejó a mi hija sin mucha delicadeza, ella estaba en agonía. Su corazón estaba completamente roto. Ella aullaba por la noche de dolor. Como madre, nunca quieres ver sufrir a tu hijo, y debo admitir que no me sentía muy caritativa con su ex de ojos verdes en esos días.

Cuando esto les ha sucedido a otros padres amigos míos, los he visto decir cosas como: «Bueno, nunca me gustó XYZ de él». Odio ese enfoque, porque hace que su hijo se sienta tonto por amarlo. Después de haberlos tirado, ¿realmente quieres romperlos aún más?

En cambio, es importante ser un oído amoroso. No vayas por el camino de «oh, hay muchos más peces en el mar». Recuerda, para tu hijo, este era su maravilloso y glorioso pez con el que quería nadar en los océanos. En el caso de mi hija, todo el camino hasta Australia.

Permíteles explicar lo que amaban de esa persona. Luego, cuando te sientas valiente, pregúntales qué es lo que no les gustó de ellos. Con el tiempo, esa lista de pros y contras pronto favorecerá el lado de los «contras». Pero de nuevo, sé amable. Simplemente ayuda a tu hijo a darse cuenta de que cuando amamos a alguien generalmente solo vemos los aspectos positivos, y eso es normal. Sin embargo, anima a tu hijo a aprender de esta experiencia lo que realmente quiere.

Y si siguen juntos…

Si tu hijo termina quedándose o incluso casándose con la persona que no te gusta demasiado, entonces tienes que aceptar todos los aspectos positivos de esa persona. Tienes que orar para que sea una pareja buena y amorosa para tu hijo y puedes ser una parte integral para facilitar eso siendo amable con ellos. Recuerda, esa persona puede ser la madre o el padre de sus futuros nietos, y no hay nada como una familia.

Por supuesto, esto es fácil de decir para mí, ya que todavía no estoy en esa etapa. Sin embargo, espero y rezo para poder encontrar las virtudes en cualquier esposo o esposa que elijan mis hijos, y amarlos a ambos.

Tags:
familiafamilia numerosalibertadnoviazgopadres-hijos
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.