Aleteia logoAleteia logoAleteia
sábado 24 septiembre |
Aleteia logo
Desde Roma
separateurCreated with Sketch.

El gesto doloroso del Papa para recordar a más de 4 mil niños indígenas fallecidos en Canadá

Pope Francis kissing a banner with names of victims of abuse committed at residential schools run by the Catholic Church,

VATICAN MEDIA / AFP

Ary Waldir Ramos Díaz - publicado el 26/07/22

El papa Francisco dijo que está en Canadá “para llorar" con los pueblos indígenas, "para mirar la tierra en silencio, para rezar junto a las tumbas”. 

Reconciliación y perdón. El papa Francisco está sumando una serie de gestos simbólicos para sensibilizar sobre «la destrucción cultural y la asimilación forzada” que sufrieron los indígenas en Canadá.

Así, besó este lunes una bandera roja (sangre) larga varios metros que sirve para recordar a los más de 4 mil infantes aborígenes que fueron víctimas de abusos en antiguos colegios residenciales de Canadá.

En su segundo día de su «peregrinaje penitencial», Francisco llegó a Ermineskin, un barrio residencial ubicado en el suroeste de Edmonton, Alberta, donde rezó en silencio frente al cementerio local y escuchó y compartió con los pueblos indígenas de las Primeras Naciones, Métis e Inuit.

El encuentro se dio en el territorio de la antigua escuela residencial de Ermineskin, que funcionó entre 1895 y 1975 y ahora está parcialmente demolida. En este lugar, Francisco pidió perdón por los abusos que sufrieron miles de niños indígenas que estudiaron en los colegios residenciales católicos. 

Pope Francis visiting the Ermineskin Cree Nation Cemetery in Maskwacis, south of Edmonton, western Canada

En Canadá, miles de niños indígenas fueron separados de sus familias y llevados a internados dirigidos por sacerdotes y religiosas católicos desde finales del siglo XIX y hasta la década de 1990, como parte de un programa que pretendía crear una integración cultural de los nativos con la cultura blanca gobernante.

Alrededor de unos 150.000 niños fueron llevados a 139 internados administrados por la Iglesia.

El Papa que combina gesto y palabra en sus alocuciones, en esta ocasión, casi postrado del dolor, sentado en su silla de ruedas, besó con sumisión la bandera roja que tenía escritos en color blanco los nombres de 4.121 niños y niñas que fallecieron en las escuelas residenciales. 

Pope-Francis-blessing-a-banner-with-names-of-victims-of-abuse-committed-at-residential-schools-run-by-the-Catholic-Church-AFP

En la foto que acompaña esta nota, es posible observar al Papa tocar con sus manos un símbolo doloroso de aquello que reconoció en su primer discurso en Canadá:

«El lugar donde estamos reunidos renueva dentro de mí el profundo sentimiento de dolor y remordimiento que he sentido en los últimos meses», dijo el Papa, admitiendo el «abuso físico, verbal, psicológico y espiritual» de los niños a lo largo de décadas.

Los indígenas esperaban esas palabras del Papa. En efecto, en las imágenes vídeo es posible observar que varios de ellos bajaron los ojos, se secaron las lágrimas o se abrazaron con quienes estaban a su lado. 

La bandera roja de la “vergüenza y el dolor”, parafraseando al Papa, se encuentra ubicada dentro de la capilla de Santa María de los Siete Dolores, y Francisco la besó como muestra consecuente de sus palabras anteriores; tocándola con reverencia y con los ojos cerrados, casi sollozos, en oración silente. 

Francisco bendijo la bandera, la cual fue llevada por uno de los líderes de las comunidades indígenas y que representa la memoria de los sobrevivientes de las escuelas residenciales.

En su mensaje, el Papa dijo que está en Canadá “para llorar con ustedes, para mirar la tierra en silencio, para rezar junto a las tumbas”. 

Desde mayo de 2021, se han descubierto más de 1.300 tumbas sin marcar en los sitios de las antiguas escuelas, lo que conmocionó a todo Canadá, que poco a poco ha comenzado a reconocer este oscuro y tortuoso capítulo de su historia. 

Tags:
canadaindigenasniñospapa francisco
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Oración




Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.