Aleteia logoAleteia logoAleteia
miércoles 10 agosto |
San Lorenzo
Aleteia logo
Viajes
separateurCreated with Sketch.

Coronados de gloria, amados en la tierra: En Malta, los santos son familia

San Giorgio - MALTA

Marinella Bandini | ALETEIA

MTA - Malta Tourism Authority - publicado el 22/07/22

Las tradiciones cristianas en Malta y Gozo son tan antiguas como las de Éfeso, Jerusalén, Corinto y la propia Roma

«De todos los dones traídos a estas costas en el curso de la historia de vuestro pueblo», dijo el Papa Benedicto XVI a los malteses cuando visitó el país en 2010, «el regalo traído por Pablo fue el más grande de todos, y es muy a su favor que fue inmediatamente aceptado y atesorado».

Benedicto se refería al famoso pasaje del Libro de los Hechos comúnmente conocido como el naufragio de Pablo, y su reunión con Publio, el jefe de la isla que finalmente se convirtió en su primer obispo. (Hch.28,1-10)

San Pablo

Pablo naufragó frente a la costa noroeste de Malta mientras se dirigía a Roma para su proceso en el año 60. El duro clima de invierno hizo retardar el viaje por tres meses, y fue en esos tres meses que los malteses junto al testimonio de Pablo, pudieron conocer la belleza de nuestra fe. Por lo tanto las raíces del cristianismo maltés es tan antiguo como en Éfeso, Jerusalén, Corinto y la propia Roma.

Como explicó una vez a Aleteia el profesor Stanley Fiorini (investigador sénior de la Universidad de Malta; profesor emérito de matemáticas), esta tradición ininterrumpida de dos milenios de rica herencia cristiana no es tan conocida por varias razones.

“En primer lugar”, explicó Fiorini, “el tamaño minúsculo de la isla (apenas 100 millas cuadradas y una población total de 10,000 como máximo) no favorece la visibilidad. Además, este aspecto de la historia maltesa se ha visto eclipsado por los restos en la superficie y subterráneos del Neolítico o del Período de los Templos, que son de hecho desproporcionadamente numerosos para el tamaño de la isla. El hecho de que todas estas riquezas arqueológicas prehistóricas se remonten al año 5.500 a.C. es también, por cierto, un reflejo de nuestra religiosidad, aunque no cristiana en este caso”.

Metropolitan Cathedral of Saint Paul Mdina Malta

Ahora, el Libro de los Hechos no menciona ningún registro de que Pablo haya realizado ninguna conversión entre los malteses, pero documenta que realizó muchos milagros de curación. Una vez más, Fiorini explica que “imaginar al enérgico y voluble Pablo sentado ocioso durante tres meses jugando con los pulgares y sin levantar un dedo para predicar el Evangelio es simplemente inviable”.

Y si bien es cierto que el cristianismo en las islas no se propagó como el fuego (hay pruebas claras de que las religiones paganas aún eran populares hasta el siglo II), también es cierto que en el siglo IV las comunidades cristianas prosperaban en el archipiélago: la evidencia más antigua y destacada del cristianismo son las catacumbas, con sus características mesas de ágape.

El día del naufragio de san Pablo, es un evento tan importante en la historia de la isla, que los malteses los festejan con grandes fiestas y celebraciones litúrgicas.

«Estamos muy orgullosos de ser mencionados en el capítulo 28 de los Hechos de los Apóstoles. Cuando celebramos el naufragio de San Pablo, celebramos un naufragio y el hecho de que 276 personas se salvaron en un barco que fue completamente destruido. Todos ellos han sido recibidos «con rara humanidad» en nuestra tierra. Cuando celebramos este evento, estamos orgullosos de releer Hechos 27 y 28, y en el versículo ‘Una vez a salvo, llegamos a saber que la isla se llamaba Malta’ todos sienten este orgullo, porque nuestra isla también es tierra santa, es una tierra mencionada en la Biblia, y teatro de la grandeza del anuncio inicial del Evangelio».

Monseñor Charles Scicluna, Arzobispo Metropolitano de Malta

«Cuando el Papa Francisco visitó Malta, le pregunté una sola cosa: ‘Santo Padre, cuando bendigas a nuestro pueblo, pide el don y la gracia de la curación, como lo hizo San Pablo con nosotros. Porque esto es lo que nuestro pueblo nos pide, una bendición del Papa para la curación de enfermedades del cuerpo y del espíritu». Y esto es lo que hizo el Papa».

Monseñor Charles Scicluna, Arzobispo Metropolitano de Malta

El hecho de que el cristianismo haya estado en Malta durante aproximadamente el mismo tiempo que ha estado en la tierra implica que los tesoros de la Iglesia también se encuentran aquí en las islas, como el testimonio de Pablo y en particular de otros santos.

 Santa Águeda

La tradición nos cuenta que Águeda, conocida como Águeda de Sicilia, escapó a la vecina isla de Malta, antes de ser martirizada alrededor del año 251.

Se escondió en una cueva en la zona de Rabat, para adentrarse a la oración pasando los días en comunión con su Divino Esposo. El lugar se convirtió luego en una basílica subterránea en el siglo III y más tarde, en el siglo siguiente, se desarrolló un complejo de catacumbas.

P1560569.jpg

La historia de Águeda es conocida popularmente por su horrible tortura y martirio, incluida la extirpación de sus senos, por eso muchas mujeres enfermas de cáncer a las mamas acuden a ella y los malteses tenían una gran devoción por la santa que perduró a través de los siglos para reforzarse en el 1500, cuando salvó a los malteses durante un ataque de los turcos.

Según cuenta la tradición que una monja de clausura en Mdina dijo a los isleños que pusieran una estatua de Águeda en los bastiones de la ciudad y los turcos serían repelidos, y así sucedió.

«Los malteses siempre piden la protección y la intercesión de Santa Águeda», afirma Fray Dominc Borg, el cuidador de sus catacumbas, y agrega que los malteses atribuyen a su intercesión que se salvaron del ataque.

Ella es considerada la co – patrona de la isla y sigue siendo muy querida hoy en día, especialmente por aquellas mujeres que piden la curación del cáncer de mama. Cada año se celebra una misa en petición y acción de gracias por las personas que sufren de esta enfermedad.

Santa Elena

Las devociones maltesas a otros santos primitivos, además de Pablo y Publio (primer santo maltés quien fue gobernador romano en la época que naufragó Pablo), dan testimonio de la tradición cristiana milenaria del archipiélago. También es el caso de Santa Elena de Constantinopla, esposa del emperador romano Constancio Cloro y madre de Constantino el Grande.

Cuando su hijo Constantino se convirtió en emperador en el 306, la hizo emperatriz, y bajo su influencia más tarde se convirtió en cristiana.

Su peregrinación a Tierra Santa sigue siendo famosa, donde la tradición dice que encontró la «Vera Cruz». También hizo que se construyeran iglesias en los sitios reputados de la Natividad de Cristo (en Belén) y la Ascensión (cerca de Jerusalén).

El padre Nicholas Doublet, (sacerdote maltés e historiador de la Iglesia) citando a Fiorini, explica que en Bormla «hay una iglesia parcialmente troglodita, que se remonta al menos al siglo VII, en una ciudad portuaria en el sureste de Malta conocida también como Città Cospicua, y está dedicada a Santa Elena». Eso quiere decir que en Malta, la devoción a Santa Elena se remonta a la dominación bizantina.

Del otro lado del puerto, en Birkirkara, la devoción a Santa Elena ha sido ininterrumpida desde 1402, año en que los documentos registran la primera iglesia parroquial dedicada a ella.

Padre Doublet, explica que «en 1630, gracias a la petición de Don Filippo Borgia, el Papa Urbano VIII estableció en la iglesia parroquial de Birkirkara un capítulo colegial, el primero en la isla, excluyendo el cabildo catedralicio, dedicado a Santa Elena».

La iglesia actual data de la primera mitad del siglo XVIII. Aquí está la estatua de madera de Santa Elena, un destino para muchos devotos. La iglesia también alberga una reliquia de la Santa Cruz y cada año, el 3 de mayo, se celebra el descubrimiento de la Santa Cruz por Santa Elena.

San Jorge

P1550664.jpg

En Gozo, la pequeña isla hermana al norte de Malta, San Jorge es uno de los santos favoritos, celebrado en la tercera semana de julio.

“Lo primero que los padres enseñan a sus hijos después de “mamá” y “papá”, sería “Viva San Jorge””, dice George Frances Vella, un historiador local. Después de eso, explica, un himno a San Jorge, cantado en el idioma maltés local, es lo siguiente que aprenden los niños.

«Somos cristianos por la fe, somos católicos romanos por denominación, y si puedo llamarlo así, somos “jorgianos”, lo que significa que pertenecemos a San Jorge. Aunque si es un santo que vivió hace 1.700 años atrás y apenas sabemos algo de él… tenemos un sentido de identificación con él tan fuerte, que nos consideramos jorgianos… él es como si fuera el abuelo de la familia».

Vella señaló cómo Mary Meilak, la primera mujer maltesa en publicar un libro de poesía nativa de Gozo, dedica un poema en el que se refiere a San Jorge como un miembro de la familia.

San Jorge, el caballero por excelencia, protector de enemigos espirituales pero también «materiales». Su culto en la isla es milenario y probablemente se remonta al período bizantino.

San Giorgio - MALTA

Santa Catalina de Alejandría

El historiador, reverendo Gino Cauchi, explica:

Con la llegada de los monjes bizantinos, también llegaron las devociones a los santos orientales. Entre los más venerados son, sin duda, Nicolás, Miguel Arcángel y Catalina de Alejandría, que se hizo muy popular en la isla.

Tan popular que en la actual ciudad de Zejtun -nombre árabe que data de la conquista musulmana-, no solo la antigua iglesia, sino toda la ciudad estaba dedicada a Santa Catalina. En los mapas antiguos, esta ciudad se conocía como la «tierra de Santa Catalina».

unnamed.png

Los Caballeros Hospitalarios de San Juan, que llegaron en 1530 de Rodas a Malta, trajeron consigo la devoción a Santa Catalina de Alejandría y dieron un gran impulso a su propagación en la isla. Después del gran asedio de 1535, el Gran Maestre decidió construir una nueva ciudad fortificada y junto al palacio construyó una capilla dedicada a Santa Catalina.

Otros santos

Si bien ciertos santos han capturado especialmente los corazones de los malteses a través de los siglos, en una tierra tan católica como la isla, es de esperar que cualquier número de la Iglesia Triunfante gane devoción.

El amor de los malteses por los santos se refleja en las iglesias, por supuesto, pero también con otros signos mucho más pequeños de devoción. Como podemos ver en los rincones de las calles de La Valeta que con inmenso entusiasmo muestran su cariño y piden protección para sus casas a uno de estos santos populares, con una pequeña placa o imagen al lado de la puerta principal.

También podemos encontrar en algunas esquinas, santos que protegen el lugar, una imagen muy llamativa es la que se encuentra en la localidad de Qormi. A primera vista uno puede creer que es una de las tantas representaciones de san José con el Niño Jesús, pero en realidad es Joaquín con la Niña María.

Screen-Shot-2022-07-16-at-7.52.09-PM.png

Este contenido ha sido presentado en colaboración con Malta Tourism Authority 

Tags:
maltasantos
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.