Aleteia logoAleteia logoAleteia
sábado 10 diciembre |
Aleteia logo
Historias que inspiran
separateurCreated with Sketch.

«El entorno me empujaba a abortar»: relato de una chica que decidió ser libre

MOTHER

Shutterstock | vlavetal

Benito Rodríguez - publicado el 22/02/22

Paula se quedó embarazada con 19 años. Algo inesperado. “Mi familia me dijo que estaba loca, me dijeron que no lo tuviera”. Gracias a los colectivos provida encontró el empujón que necesitaba para tener a su bebé, “un gran regalo”.

Lo primero que le vino a la cabeza. Cuando se enteró de la noticia no se lo terminaba de creer. Estaba embarazada. Durante semanas hablaba con el padre del bebé para ver qué hacían. “Abortar es lo primero que se me pasó por la cabeza” –reconoce Paula, pero en su interior, sabía que quería tener a ese bebé. Tenía miedo. “No me atrevía a contárselo a mis padres”.

Meses de “machaque” para que abortara

Pidió a su tío que se lo contara a sus padres. Y la reacción de estos fue aconsejar a Paula que no lo tuviera: “No has acabado la carrera, no trabajas, qué vas a hacer con un hijo, nosotros tenemos nuestra vida hecha y no queremos un niño aquí en casa”, le decían.  Fueron “meses de machaque”, todo el entorno la empujaba a tomar esa decisión. Ella reconoce que “mi familia me hizo flojear mucho”.

Fuerzas para seguir

Paula estudia en la Universidad Francisco de Vitoria de Madrid, un centro católico de gran prestigio. Allí hay un Departamento llamado Acción Social. A través de ellos conoció a la Fundación Más Futuro.

“Ellos me ayudaron a no abortar. Nos expusieron todo el abanico de posibilidades en todos los sentidos. Fueron muy realistas y me hicieron ver que, aunque el embarazo fuese duro, luego iba a tener un gran regalo. Me dieron fuerza para seguir. A mi edad, necesitamos apoyo, que alguien esté a nuestro lado. Me proponían actividades para no estar sola, me daban ropa de bebé, pañales, leche. Tener eso en tus manos era ver que ya quedaba menos y me hacía ilusión. Es gente estupenda que te acompaña. Iba a velas con ellos”.

PREGNANCY,
Para una joven embarazada, el entorno puede ser un obstáculo. Pero Paula lo superó.

Decisión firme

Su decisión de seguir adelante con el embarazo era firme. El padre del bebé también la apoyaba, y la familia de éste se puso de su lado desde el primer momento. La familia de Paula, reacia al principio, cuando vio que la decisión estaba tomada, cambió: “Estamos aquí para ti”.

El entorno se había dado la vuelta una vez que no se dejó doblegar por él y después de recibir el empujón necesario. Paula cree que esto le puede pasar a muchas jóvenes: “Es mucho más complicado a esta edad porque no tenemos ni la madurez ni los recursos, pero somos capaces de entender al bebé y seguirle el ritmo”.

Rodrigo, la alegría de su vida

“No me arrepiento de la decisión que tomé”, cuenta Paula con convicción. “Yo estoy muy contenta. Tengo la ilusión de llegar a casa después de todo el día y estar con él». El pequeño se llama Rodrigo. Tiene ahora 10 meses. “Es un regalo del cielo”, dice. Paula no descarta tener más hijos en el futuro.

Reforma del Código Penal

En España, el Congreso de los Diputados ha aprobado la reforma que pretende llevar al Código Penal un delito específico para quienes ofrecen a las mujeres que acuden a las clínicas abortistas información sobre otras posibles salidas que no impliquen la muerte del bebé. Se contemplan penas de prisión de tres meses a un año, o trabajos en beneficio para la comunidad. 

El testimonio de Paula puede ayudar a que otras mujeres se sientan libres para decidir que serán madres.

Tags:
abortoembarazojovenesproblemasprovida
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.