Aleteia logoAleteia logoAleteia
martes 05 julio |
Aleteia logo
Estilo de vida
separateurCreated with Sketch.

La Psicología halla que pensar mal de otros nos enferma 

DOUBTFUL

pathdoc | Shutterstock

Cecilia Pigg - publicado el 20/02/22

Los estudios demuestran que centrarse en la bondad de otras personas genera un estado mental más saludable y feliz.

Recuerdo vívidamente quejarme de un compañero universitario a sus espaldas: «Esta persona es tan extraña, tan molesta, tan desagradable». Y luego poco a poco llegué a conocer a la persona de la que me quejaba y me di cuenta de lo generosa, cariñosa y verdaderamente buena que era. Me sentí terriblemente mal por todas las veces que la había menospreciado.

Fueron experiencias como esta las que me hicieron darme cuenta de cuán liberador es y cuánto mejor me siento cuando me enfoco en las cualidades buenas y hermosas de una persona en lugar de sus fallas o rarezas. Investigué un poco y descubrí que algunos estudios psicológicos actuales, así como nuestra fe, concuerdan.

Un estudio de 2008 analiza el sesgo de negatividad en el desarrollo humano. El sesgo de negatividad es un término que se refiere a cómo los hombres y las mujeres a menudo se enfocan naturalmente en las experiencias y emociones negativas en sus vidas y minimizan o ignoran lo positivo. Esta tendencia está presente desde una edad temprana, pero es posible, e importante, cambiar activamente este enfoque.

Muchos estudios se centran en categorías amplias como las emociones negativas o las experiencias negativas en general, y las consecuencias de los pensamientos negativos llegan a afectar incluso a la salud física. Hay estudios que encuentran patrones de pensamiento negativos relacionados con la demencia y el deterioro general de la salud mental en los ancianos, así como complicaciones en la salud mental para todas las personas.

Al leer las vidas de los santos, encontré muchos hombres y mujeres que adoptaron la mentalidad de “centrarse en lo bueno de las personas”. Así fueron ejemplos de calma y amor para quienes los rodeaban.

La Madre Teresa, Santa Teresa de Calcuta, miraba más allá del quebrantamiento físico y la fealdad de los que morían en las calles. Ella vio su dignidad y humanidad y los trató con amor y respeto.

San Juan de la Cruz, sacerdote carmelita, tenía muchos enemigos porque estaba tratando de ayudar a reformar la orden carmelita. Sus enemigos, a menudo otros sacerdotes, inventaron historias sobre él para tratar de arruinar su reputación y así detener sus esfuerzos por cambiar la orden. 

Pero Juan no habló mal de los que lo difamaban ni permitió que nadie a su alrededor hablara mal de estas personas. Trató de proteger la reputación de quienes lo lastimaron a lo largo de su vida. Su paz y alegría fueron un testimonio para quienes lo rodeaban. 

Una forma es reconocer a las personas de las que se queja con más frecuencia. ¿Es un ex? ¿Un compañero de trabajo? ¿Un pariente? ¿Es realmente mucha gente? Considera a cada persona y anota qué buenas cualidades tiene. Puede que tengas que empezar con cosas muy superficiales, pero trata de mirar más profundamente y reconocer el bien interior que poseen.

Otra forma de cambiar sus patrones de pensamiento, según la sugerencia de este artículo sobre el sesgo de negatividad, es pensar en algo por lo que está agradecido. Pasa 15 segundos en ese lugar de gratitud cada vez que notas que estás recurriendo a pensamientos negativos. 

Esta es una práctica que necesitarías hacer varias veces al día para revertir la tendencia negativa y, como ocurre con cualquier hábito, puede llevar un tiempo acostumbrarse. ¡Pero no te rindas! Pequeños pasos cada día se suman rápidamente.

¡Santa Teresa de Calcuta y San Juan de la Cruz, rueguen por nosotros! 

Tags:
amorbondadmisericordiasan juan de la cruz
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.