Aleteia logoAleteia logoAleteia
martes 05 julio |
Aleteia logo
Actualidad
separateurCreated with Sketch.

Agustín Cuevas: Las manos y ojos salesianos en los conflictos de África

AGUSTIN CUEVAS

Misiones Salesianas

Misiones Salesianas - publicado el 15/02/22

El misionero Agustín Cuevas falleció el pasado 7 de febrero, en Madrid, a los 77 años tras pasar casi 50 años en África ayudando a aquellos que más lo necesitaban. Trabajando por los más débiles en situaciones difíciles como en el conflicto armado en República Centroafricana

Agustín Cuevas nació en Belmonte, Cuenca, el 25 de noviembre de 1944. Con 29 años se ordena sacerdote en Salamanca, el día 22 de abril de 1973. Don Agustín pasó por las casas salesianas de Béjar (Salamanca) y el Paseo de Extremadura (Madrid). Pero siempre tuvo claro que su lugar eran las misiones. Y ya en 1973 nos lo encontramos en Guinea Ecuatorial, en la primera presencia salesiana en este país, en Bata. Desde ese momento, África se adueñó de su corazón y de sus manos. Ya sólo le veríamos en España para pasar unas breves vacaciones y estar unos días en familia.

De Guinea Ecuatorial salió expulsado como el resto de religiosos del país cuando el régimen del Presidente Macías trató de eliminar así todo tipo de presencia cristiana. Más tarde volvería a este país y trabajó en Mikomeseng y Malabo. Además de Guinea Ecuatorial, el misionero salesiano ha estado en países como Chad, Gabón, Burkina Faso, República Centroafricana y Camerún, su último destino.

En República Centroafricana paso una de las épocas más difíciles ya que tras estallar la guerra en el país, la misión de Galabadja que él dirigía, tuvo que acoger a más de 60.000 personas que huían de la violencia.

Fueron momentos complicados porque había que organizar, dar de comer y hacer letrinas para todas esas personas. Además, Agustín contaba a los medios de comunicación que “entraban personas con armas que podrían ser para defenderse o para atacar, tuvimos que organizar cacheos y turnos de guardia durante la noche para evitar asaltos”.

Durante todo ese tiempo, el misionero salesiano fue nuestras manos para ayudar y nuestros ojos para ver todo lo que estaba ocurriendo. Estrechó las manos del Papa Francisco cuando visitó el país en 2015. Nunca tuvo miedo. Podías estar hablando con él por teléfono y escuchar tiros por detrás, pero siempre decía que “todo va bien. No podría estar en otro sitio”.

En Camerún, pasó sus últimos años de misión más tranquilo y dando su testimonio de vida a los Salesianos más jóvenes del Teologado de Yaoundé.

Desde el 7 de febrero, Agustín nos sigue viendo con su mirada azul y acompañándonos desde el Cielo. ¡Descansa en paz, querido Agustín!

Tags:
centroafricamisionerosalesianos
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.